Connect with us
//ads.gamerfocus.com/www/delivery/asyncjs.php

Publicado

en

El primer juego portátil de la franquicia The Legend of Zelda (sin contar Game & Watch) lanzado en 1993 como secuela de A Link to the Past, es uno de los más queridos por parte de los fanáticos y usualmente ubicado entre los más altos de las listas de favoritos. Es justo que la nueva generación de jugadores y veteranos reciban para Nintendo Switch un ‘remake’ que luce completamente espectacular, sobredosis de nostalgia y encanto con un estilo único y el mismo mapeado visto por primera vez en Game Boy. El juego fue llevado en 1998 a Game Boy Color como The Legend of Zelda: Link’s Awakening DX. Disponible también en la Consola Virtual de 3DS.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

The Legend of Zelda: Link’s Awakening es una historia muy diferente a la de otros títulos de la saga. Es verdad que SPOILER (¿?) todo es un sueño por parte del Gran Pez del Viento FIN SPOILER (¿?), pero la isla Koholint poco encaja con la mitología que caracteriza a la leyenda de Zelda.

Todo esto porque en verdad no es un juego de Zelda… es que ni la Princesa Zelda aparece, rayos. Link’s Awakening es la secuela espiritual del juego exclusivo japonés For the Frog the Bell Tolls, también para Game Boy, en lugar de una continuación de los Oracle of Ages/Seasons, como señala la línea de tiempo oficial.

Su nombre está basado en la novela “For Whom the Bell Tolls” de Ernest Hemingway, y si, también recuerda a la canción de Metallica. El juego presenta una típica historia de damisela en peligro, aunque el objetivo del impetuoso príncipe protagonista es salvarla antes que lo haga su rival, el príncipe Richard. Este último incluso hace un cameo en Link’s Awakening, así como otros personajes de los juegos de Super Mario, Kirby y hasta SimCity. Todo un crossover antes de siquiera existir Super Smash Bros.

Fuente: Nintendo

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas

Copyright © 2018. GamerFocus SAS