Síguenos

Cultura POP

Cable & Domino – ¿Quiénes son?

Con motivo de su aparición estelar en Deadpool 2, repasamos a los mutantes relacionados con el linaje de X-Men.

Publicado

en

Todos los que no tenían idea de quién era Deadpool antes de su debut fílmico recibieron una acertada interpretación cortesía de Ryan Reynolds, irónicamente el mismo actor que había destrozado al personaje con un vil intento en X-Men Origins: Wolverine, aunque digamos que en esa ocasión fue culpa del guion. Eso sí, la maldad en Green Lantern no tiene excusa alguna.

Volviendo a Deadpool, el final de dicha cinta reveló medio en broma, pero verídicamente, que la secuela tendría como invitado especial al legendario Cable. Como no podía ser de otra forma, Domino, una mutante de notable suerte en los cómics, también fue anunciada como otra de las debutantes en la gran pantalla gracias a la libertad que se les ha dado a las producciones del mercenario bocón.

¿Pero quiénes son este par? Esa es la pregunta que intentaremos resolver con menos “chachara” y más… chicka chickaaa!

El hombre del cable

Un ciborg viajero del tiempo como sacado de los ochenta hace su primera aparición cinematográfica en Deadpool 2 con Josh Brolin a la cabeza, fácilmente confundible con Terminator, de no ser porque se trata del hijo de dos importantes miembros de los X-Men. No sabemos hasta qué punto la película tocará sus orígenes, pero el hecho es que Nathan Christopher Summers es el hijo de Scott Summers “Cíclope” y una clon de Jean Grey conocida como Madelyne Pryor, creada por el villano Mister Sinister o Dr. Nathaniel Essex.

Sinister, el del diamante rojo en la frente, hizo esto con el objetivo genético de crear un sujeto lo suficientemente poderoso como para derrotar a su enemigo Apocalypse. Para ello aprovechó la presunta muerte de Jean y la desesperación de Scott por su amada, brindándole a Madelyne como nueva esposa y quien con el tiempo resulta embarazada. Como era de esperarse, Jean “volvió de las cenizas” y Cíclope corre a sus brazos, haciendo a un lado a Madelyne.

Despechada y con justa razón, una molesta y confundida Madelyne, llena de falsos recuerdos, hace un trato con algunos demonios para sacrificar a su hijo y liberar el infierno en la Tierra, de paso coronándose como la Reina Goblin. Apocalypse aprovecha la oportunidad para infectar al bebé con un virus ‘tecno orgánico’ y así acabar con la potencial amenaza futura, que había nacido con habilidades telepáticas, telequinéticas, así como una considerable fuerza física por desarrollar.

Ya que el pequeño Nathan solo podía ser salvado con tecnología futurista, un afectado Scott permite que la Hermana Askani, miembro de un clan de guerreros enemigo de Apocalypse, lleve al bebé al futuro donde puede ser curado y cuidado por su medio-hermana Rachel Summers, hija de Scott y Jean en una realidad alterna. Un viaje de ida sin regreso.

Al mejor estilo de John Connor, Nathan crece como figura mesiánica para un grupo llamado Clan Askani en un oscuro futuro literalmente apocalíptico, uno donde reina Apocalypse. La verdad es que Nathan no pudo ser curado del todo del virus ‘tecno orgánico’, así que debe restringir gran parte de sus poderes mutantes para mantener controlado el virus. Pero obtiene un brazo de metal.

Ya adulto y conocido como Cable (parte de cierta confusión de autores en la creación del personaje), debe luchar contra su clon malvado Stryfe creado por Apocalypse, y eventualmente viajar en el tiempo para colaborar con los X-Men así como otros mutantes. De hecho, Cable fue introducido en el ‘spin-off’ The New Mutants #87 (marzo de 1990), por Louise Simonson y Rob Liefeld, co-creador de Deadpool. Serie reemplazada por el cómic X-Force con apuesta más “hardcore”, donde Cable recluta jóvenes mutantes para las misiones más agresivas.

El muy seguro futuro de la franquicia cinematográfica de Deadpool y X-Men. Mientras tanto, en Deadpool 2 podremos ver la adaptación más cercana del cómic que comparte Cable con el mercenario bocón, uno donde la fórmula de la pareja dispareja, del serio y el cómico, lleva las de ganar.

El efecto dominó

Neena Thurman o Domino (Zazie Beetz) es una mutante creada por Fabian Nicieza y Rob Liefeld que debutó en el mismo cómic que Deadpool, The New Mutants #98 (febrero de 1991). Domino y Deadpool personificaron la transformación un poco más oscura y violenta por la que atravesaron los cómics de la época, vista en un principio gracias a Cable.

Domino se convirtió en uno de los miembros fundadores de X-Force, la alternativa militante de los X-Men y con un más generoso arsenal a disposición. Un cambio de mentalidad para los lectores que dejó huella como una de las series mejor vendidas. Con unas particulares habilidades, Domino fue criada en un laboratorio por científicos que intentaban diseñar los súper soldados mutantes perfectos. Rescatada por su madre, pero con una carrera como mercenaria que apenas había dado inicio en un sangriento grupo conocido como The Six Pack.

Tras conocer a Cable, Domino se hizo miembro de X-Force, compartiendo incluso no solo una relación romántica con el viajero del tiempo sino con el propio Wolverine. Sin embargo, su lucha mutante nunca ha sido por la paz entre razas o la comprensión de la humanidad, sino una muy a su manera. Con el poder de alterar las probabilidades, Domino es capaz de aplicar a sí misma buena suerte en la batalla y mala suerte a sus enemigos.

No se trata de magia sino de un bajo nivel de telequinesis que le permite afectar subconscientemente el ambiente a su alrededor, como la trayectoria de las balas o mejorar su de por si impecable puntería, mientras que todo el que le dispara falla irremediablemente. Tal habilidad también mejora sus reflejos y tiempos de reacción a niveles súper humanos.

Descartada por fuerzas gubernamentales que no creen que sus poderes sean lo suficientemente impresionantes, usualmente se insinúa que Domino aún tiene por liberar su pleno potencial. Ha sido capaz de emular habilidades como las de Storm para despachar un escuadrón de Centinelas alterando la atmósfera a su manera, dejando ver que su gen mutante de manipular la suerte es más conveniente y letal de lo que se aprecia.

La verdadera primera aparición de Domino en los cómics solo se daría un año después, cuando se reveló que había sido secuestrada y reemplazada por una impostora llamada Copycat, así que todo lo que se conocía sobre Neena Thurman hasta ese entonces era falso. Tras la desaparición de Cable, Domino lideró el grupo de X-Force por un tiempo, de todas formas, manteniéndose en el mismo como si nada hubiese pasado.

Publicidad
Click para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas

Copyright © 2018. GamerFocus SAS