Síguenos

Juegos

¿Y dónde está Final Fantasy VIII? Por lo visto en móviles

No basta con ser invitado en otras franquicias cuando puedes revivir las batallas más importantes en la historia del juego.

Publicado

en

La notable ausencia de Final Fantasy VIII entre los anuncios de Square Enix sobre el regreso de sus clásicos 3D a Nintendo Switch y Xbox One, después de pasar por PlayStation 4 y Steam, se ha explicado extraoficialmente como la falta del código de juego original necesario para su adaptación. Al no contar con aquel material de los noventa, la compañía tendría que prácticamente volver a hacer el juego, y eso terminaría siendo un remake que tome un buen tiempo (cuando el de FFVII sigue en estado de complejidad).

No es tan fácil como emular el juego del primer PlayStation o su respectiva versión de PC en sistemas actuales, pues los fondos prerenderizados necesitan adaptarse a las nuevas resoluciones para que no luzcan espantosos, ya que aunque en su momento fueron creados con escalas decentes, su necesaria compresión para la consola de la época redujo su calidad. Aun así, FFVIII ostentaba orgulloso sus cuatro discos de juego con lujosas secuencias de video más realistas que las de su predecesor.

Sin embargo, la triste realidad actual es que por lo pronto esta octava entrega será esquiva de las actuales plataformas, mientras que las de Nintendo y Microsoft recibirán los clásicos hasta 2019. Pero quizás no todo está perdido, por lo menos si hablamos de una minimizada y pixelada versión de algunas de sus batallas, enemigos y personajes como los podemos ver en Final Fantasy: Record Keeper para iOS y Android.

Este juego ‘free-to-play’ va por su tercer año de actividad y sobresale como uno de los más vigentes para Square Enix, con constantes actualizaciones y todo el contenido para fanáticos de la saga Final Fantasy que pueda incluir. Visitando su más reciente evento ‘crossover’ con Octopath Traveler (de dificultad nada despreciable), una de las cosas que sobresalen es ver otros tantos basados en Final Fantasy VIII, no como si fuera el único al que se le brinda tributo, pero sí de los que más escenarios, armas, reliquias, equipo y luchadores ofrece por el momento. Por supuesto esto también incluye su espectacular banda sonora.

Tal vez no sea la forma más completa de revivir la experiencia que es la octava entrega en la saga principal de Square Enix, pero da gusto ver que el combo de Squall, Rinoa, Quistis, Selphie, Zell, Irvine, Seifer y Laguna viven en formato 2D. Hasta un “demake” con ese estilo no le caería mal, dada la lejanía de un remake 3D.

Todo esto sería color de rosa cual ‘Eyes on me’ si no fuese por los terribles tiempos de carga. Como otros títulos móviles, Final Fantasy: Record Keeper requiere estar conectado a internet permanentemente para ser jugado, ya que la mayor cantidad de información y la misma cuenta de usuario se alojan en un servidor. Pero esto hace del juego una aventura fragmentada, cuya lenta carga, aun contando con buen internet, no permite su disfrute como debería. Es un gran título para ser uno entre miles de ‘free-to-play’, pero si tan solo existiese una versión offline hasta valdría la pena pagar el precio completo de un título portátil.

Pero no es así, ni tampoco tendremos FFVIII para PS4, Xbox One o Switch. Por lo menos hasta que salga el remake de Final Fantasy VII y libere a los desarrolladores necesarios para restaurar a Balamb y demás continentes, quizás hasta su trigésimo aniversario.

Octopath Traveler cruza caminos con Final Fantasy: Record Keeper

Publicidad
Click para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas