Connect with us
//ads.gamerfocus.com/www/delivery/asyncjs.php

Juegos

Una historia de dos Tetris

¿Cómo pueden dos juegos tan diferentes ser tan parecidos?

Publicado

en

Dos juegos que, en concepto, no podrían ser más diferentes se lanzaron con una diferencia de tres meses. El primero de ellos es un título pensado para ofrecer una experiencia completamente inmersiva en realidad virtual, con énfasis en seguir el ritmo de melodías electrónicas mientras somos rodeados de escenarios psicodélicos. El otro es una batalla campal entre 99 jugadores, donde cada uno de ellos busca la victoria derrotando a los demás.

Ambos juegos son Tetris.

Tetris es probablemente el videojuego más conocido del mundo y definitivamente el más vendido de la historia. Desde niños hasta abuelitas, todos saben cómo jugarlo y pueden pasar horas disfrutando la caída de los ‘tetrominos’ y organizándolos para formar líneas. Tetris no solo se juega para ganar, superar puntuaciones récord o llegar al final de un ‘modo historia’. Es simplemente un excelente modo de pasar el tiempo.

Este también es un juego increíblemente versátil. Desde su creación en 1984, hemos visto decenas de variaciones de este título, que mantienen su sistema de juego —organizar los siete diferentes tipos de piezas que caen para formar líneas horizontales—, pero que hacen evolucionar todo a su alrededor. Hemos visto cómo se le han agregado modos multijugador, sistemas de clasificación, diferentes dificultades, puzles, velocidades extremas, ‘sombras’ para ver dónde caerán las piezas y hasta formas de jugarlo en tres dimensiones. Otros están conformes con simplemente agregar una temática llamativa, como Pokémon Tetris.

Los dos juegos de los que hablamos al comienzo también aportan diferentes formas de disfrutar del famoso juego de puzles. Tetris Effect, que se puso a la venta en noviembre de 2018, pone un énfasis absoluto en su presentación visual y auditiva. Nada raro tomando en cuenta que es una producción de Tetsuya Mizuguchi, que trabajó en títulos como Child of Eden y la saga Lumines.

La experiencia sensorial producida por Tetris Effect, especialmente cuando los jugamos en PlayStation VR, es absoluta y sobrecogedora. Las acciones se sincronizan con la música y esto nos lleva a un estado de trance en el que nos vinculamos completamente con el juego. Aunque agrega algunos elementos extra a Tetris, como una ‘zona’ que nos permite ubicar varias piezas al mismo tiempo, y la experiencia resultante es completamente diferente a lo habitual, se juega igual que siempre.

El otro título es Tetris 99 y es básicamente un ‘Battle Royale’. En serio. Aunque se juega como el Tetris de toda la vida, los sistemas de juego que nos llevan a enfrentarnos a otros 98 jugadores están totalmente inspirados en títulos como Fortnite y PUBG.

A medida que jugamos y eliminamos varias líneas simultaneas o continuas, podemos enviar ‘castigos’ a cualquiera de los otros jugadores. A su vez, ellos pueden deshacerse de los castigos y contraatacar. Esto nos hace participantes en intensas batallas donde dos o más jugadores se castigan entre sí buscando derrotarse. Al final, solo puede haber un ganador.

Al ser un juego gratuito para Nintendo Switch, que cualquiera con una suscripción al servicio online de Nintendo puede disfrutar, Tetris 99 se ha convertido en fenómeno entre las personas que no solían disfrutar de títulos competitivos y de los streamers dispuestos a lucir sus habilidades en Tetris.

Estos dos juegos son un excelente ejemplo de la forma en que se puede innovar incluso dentro de las ideas más conocidas del mundo. Esta versatilidad no es única del sistema de juego creado por Alexei Pajitnov. Los diseñadores más creativos son capaces de dotar de nueva vida cualquier género de videojuegos con las ideas apropiadas.

En Tetris 2 + Bombliss teníamos que armar bombas para destruir lineas.

Cuando hablamos de las tendencias más importantes seguidas por los videojuegos, vimos el afán que tiene la industria por copiar cualquier idea que se ponga de moda. Es muy fácil para ellos tomar el concepto de, por ejemplo, los ‘Battle Royale’ y hacer otro juego más de este género, con decenas de personas disparándose entre sí hasta que solo uno sobreviva. Pero eso satura rápidamente el mercado. En su lugar, Arika —creadores de Tetris 99— decidió inspirarse en ello para hacer algo que no se había visto, una batalla campal de puzles. No hay un ejemplo mejor de que las buenas ideas no se crean desde cero.

Tetris Effect y Tetris 99 no podrían ser más diferentes y parecidos entre sí, pero no son el único ejemplo de esto. Lara Croft Go es una excelente mezcla de las aventuras de la cazadora de tumbas con puzles de lógica mientras que Pokémon Go y Pokémon Snap aprovechan ideas únicas del mundo al que pertenece Pikachu y le dan un giro inesperado. No es cuestión de simplemente mezclar géneros, sino de creatividad.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas

Copyright © 2018. GamerFocus SAS