Connect with us

Juegos

The Division 2 – Reseña

La capital de los Estados Unidos está sumida en el caos y solo The Division puede salvarla. ¿Están preparados, agentes?

Publicado

en

Incluso los mayores fanáticos de The Division (2016) podrán aceptar que la primera entrega estaba lejos de ser perfecta. Varias de las quejas que recibió este título giraban alrededor de la falta de variedad de actividades, mecánicas recicladas de otros juegos y un diseño de enemigos que dejaba mucho que desear. Si bien Massive Entertainment solucionó varios de estos problemas por medio de posteriores actualizaciones y continuó apoyando al título implementando toda clase de contenidos nuevos, el juego quedó marcado por esa primera impresión mixta.

Louis Trupin, gerente internacional de producto en Massive Entertainment, nos contó que una de las principales guías del estudio a la hora de hacer la secuela era aprender de los errores de la primera entrega. El objetivo final era hacer de The Division 2 un título lleno de contenidos variados desde el día de lanzamiento.

¿Pero logró su cometido? Tras jugar durante dos semanas, puedo decir sin lugar a duda que Massive Entertainment cumplió lo que se propuso. De comienzo a fin, The Division 2 es prueba de que la desarrolladora realmente estuvo escuchando las críticas de los jugadores para hacer la mejor secuela posible. ¿Acaso esto significa que el juego no tiene problemas? Por desgracia, ese no es el caso.

Como su predecesor, The Division 2 es un juego de mundo abierto y disparos con elementos RPG. Tras crear un avatar, cuyo sistema de personalización estética ha sido ampliado con respecto al del primer título, los jugadores podrán explorar Washington y subir de nivel derrotando a enemigos pertenecientes a tres facciones. Cabe recordar que estos dos aspectos están entrelazados, ya que la ciudad está dividida en varias secciones según el nivel recomendado para combatir contra sus enemigos.

¿Es posible subir excesivamente de nivel para hacer de las misiones principales un chiste? Sí y no. A pesar de que se puede subir de nivel rápidamente por medio de las misiones secundarias, estas se desbloquean paralelamente con las principales. Más importante, las misiones secundarias se adaptan al nivel del jugador. ¿Qué quiere decir esto? Pues que estas misiones dan la misma cantidad de experiencia sin importar el nivel. La otra opción para subir de nivel es derrotar enemigos a lo largo de Washington, pero esto resulta poco productivo en comparación.

Antes de hablar propiamente de las otras actividades que contiene Washington, vale la pena dedicar unas palabras a la presentación de The Division 2. Si bien los modelos de los personajes no son muy detallados y sus animaciones pueden mejorarse, el diseño de escenarios y el hecho de que sean muy contadas las ocasiones en las que los personajes están en primer plano evitan que esto se vuelva un problema.

Durante la aventura, lo que más harán los jugadores será recorrer una impresionante recreación de Washington. Si bien no es una copia perfecta, todos los monumentos y lugares icónicos de la capital estadounidense pueden encontrarse. Al sumarse efectos visuales y de iluminación, además de varios NPC y animales que deambulan por la ciudad, la Washington de The Division 2 se siente como una metrópolis real después del apocalipsis, mas no una completamente privada de vida.

The Division 2

¿Qué puede hacerse en el mundo de The Division 2? En primer lugar están las misiones principales, las cuales cuentan con un nivel fijo de dificultad. Si bien cada una lleva a los jugadores a diferentes locaciones de la ciudad, evitando así la saturación de escenarios monótonos, la estructura de todas termina sintiéndose igual. Todas las misiones consisten en varias secciones de tiroteo culminadas por una batalla de jefe. Irónicamente, el diseño único de estos enemigos y sus enfrentamientos resultan una de las partes más interesantes del título.

Uno de los aspectos más criticados del primer juego eran las llamadas “esponjas de balas”, enemigos que podían aguantar ser acribillados por un grupo de jugadores y prolongaban artificialmente la duración de muchas batallas. The Division 2 soluciona esto de una forma bastante ingeniosa: todos los enemigos, desde los más básicos hasta los jefes, contarán con piezas de armadura. Mientras que los más débiles solo tendrán protección en su cabeza, los jefes generalmente tendrán protección en todo su cuerpo. Sin embargo, para derrotarlos basta con destrozar una o varias partes de su armadura y atacar las zonas expuestas para causar daño directo.

The Division 2

Este sistema de armaduras es complementado por un mayor énfasis en explotar los puntos débiles de los enemigos. Por ejemplo, es posible disparar a la bolsa de granadas de ciertos oponentes para detonarlas prematuramente o impactar el desfibrilador de médicos enemigos para electrocutarlos. Tampoco han de olvidarse los elementos del entorno, tales como explosivos y extintores, y las habilidades.

Como en el primer juego, los jugadores conseguirán puntos de habilidad al subir de nivel. Estos pueden invertirse en ocho plataformas, cada una de las cuales tiene tres variantes. Con 24 habilidades a su disposición, los jugadores tienen completa libertad de crear su propio estilo de combate. A esto se suma los diferentes tipos de armas, cada una con sus propias estadísticas y ventajas, las cuales podrán personalizarse.

The Division 2

En un principio, la personalización de armas es bastante limitada. Por fortuna, esto puede solucionarse por medio de los proyectos. Estas actividades están directamente relacionadas con el progreso de los asentamientos civiles repartidos a lo largo de Washington y requieren que el jugador cumpla varios objetivos. Estos van desde la recolección de recursos hasta la participación en actividades desconocidas. El completar estos proyectos no solo ofrecerá planos para crear toda clase de objetos, sino que darán experiencia y contribuirán a que habitantes de los asentamientos presten sus servicios a los jugadores en la Casa Blanca, su base de operaciones.

Además de las actividades mencionadas, hay varios puntos de control repartidos por la ciudad. De ser conquistados, los jugadores recibirán experiencia y podrán utilizar la locación como punto de viaje rápido. También retornan las Zonas Oscuras. Estas son locaciones que mezclan el JcE (Jugador contra Escenario) y JcJ (Jugador contra Jugador) en las cuales pueden conseguirse algunas de las mejores recompensas. Como en la primera entrega, la posibilidad de que otro jugador se vuelva deshonesto y mate a otro para hacerse con su botín sigue siendo fuente de tensión.

The Division 2

La historia del juego naturalmente permite que los jugadores alcancen el nivel 30, el nivel máximo y el necesario para hacer la misión final. No obstante, el asalto al Capitolio de los Estados Unidos es tan solo el comienzo del fin. Es aquí donde reside otra de las fortalezas de The Division 2, por lo menos con respecto a otros títulos de su mismo género: el Endgame y lo bien que traza el camino que deben seguir los agentes para volverse aún más fuertes.

¿Por qué resulta tan especial el Endgame? Al superar la última misión, tres fortalezas aparecerán en el mapa. Son algunas de las actividades más difíciles del título, pero también conceden jugosas recompensas. Como si eso no fuera suficiente, los jugadores que hayan llegado al nivel 30 podrán escoger entre una de tres especializaciones. Cada una de estas concede acceso a un arma única y un nuevo árbol de habilidades. De no estar satisfechos con la especialización escogida, los agentes pueden cambiarla en cualquier momento y así experimentar.

Sin embargo, al conquistar todas las fortalezas, los jugadores son informados de que su progreso en el mapa ha sido eliminado. ¿Los responsables? Los Colmillos Negros, una poderosa facción enemiga que cuenta con tecnología similar e incluso superior a los agentes de The Division. Este grupo se tomará puestos de control y demás locaciones icónicas que fueron despejadas durante la campaña principal.

Además de tener que hacer frente a los Colmillos Negros para recuperar nuevamente el mapa, los jugadores desbloquearán las llamadas categorías mundiales. Estas consisten en niveles de poder que funcionan alrededor del nivel del equipamiento. En otras palabras, la categoría mundial mejorará en la medida que se consigan armas y equipamiento más potentes. Es en esta etapa en la que las actividades multijugador resultarán más útiles. Si bien las Zonas Oscuras y Conflicto estarán desbloqueados mucho antes del Endgame, estos modos serán los principales medios a través de los cuales los agentes podrán desbloquear armas y equipamiento más poderoso.

Por desgracia, he de concluir esta reseña con el aspecto más flojo de The Division 2: la trama. Aunque el juego comparte grabaciones, videos y documentos que informan sobre el contexto de cómo la epidemia afectó a Washington e impulsó la creación de las facciones criminales, no remedian el hecho de que no hay personajes ni situaciones memorables entre estos. Al sumarse esto a una glorificación casi caricaturesca de la cultura americana y el protagonista, que es tratado como el legendario guerrero de una épica fantástica, la trama de The Division 2 termina siendo un pie de página al lado de sus logros en materia de jugabilidad.

The Division 2
8/10 Nota
Lo que nos gustó
- Una recreación de Washington bastante impresionante.
- El combate cuenta con una gran variedad, tanto por la cantidad de habilidades como de estrategias.
- Un Endgame que ofrece una variada lista de actividades al terminar la campaña principal.
Lo que no nos gustó
- Una historia simplona que brilla por su casi caricaturesca glorificación de lo "americano".
- Las misiones principales pueden ser un tanto repetitivas.
- Una buena cantidad de bugs.
En resumen
The Division 2 es una mejora substancial en materia jugabilidad con respecto a su predecesor. Si bien su presentación visual puede mejorarse y su trama a duras penas tiene relevancia, las mecánicas de juego y las múltiples actividades que alberga Washington son las que se asegurarán de que los jugadores jueguen hasta el final de la historia. No obstante, incluso tras exprimir todo lo que tiene que ofrecer la capital estadounidense, los agentes han de estar pendientes de todos los contenidos que llegarán a lo largo del primer año.

Reseña hecha con copia digital de The Division 2 para PS4 provista por Ubisoft Latinoamérica.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas

Copyright © 2018. GamerFocus SAS