Connect with us

Juegos

Resident Evil 2 [Remake] – Reseña

“Una vez más has entrado al mundo del ‘survival horror’… ¡Buena suerte!”

Publicado

en

Tensión, esa es la palabra con la que mejor se puede definir esta nueva versión reimaginada de Resident Evil 2, una reconstrucción del juego de 1998 –que tanto nos ha dado para hablar– tomando en cuenta aquellos orígenes de otro siglo, pero que aun así se atreve a jalar el gatillo de la actual generación y abrazarlo, con algo de realismo en la medida de lo posible y sus debidas inconsistencias.

Toda esta maravilla de fondos prerenderizados que nos ilusionaban con un realismo inexistente y personajes poligonales de la saga noventera, sumado a unos controles de tanque poco intuitivos que al sol de hoy brillan por su poca practicidad, son actualizados con el mismo motor de juego que dio luz a Resident Evil 7: Biohazard y que usará el futuro Devil May Cry 5.

El ‘RE Engine’ es el culpable de que el nuevo Resident Evil 2 nos reciba con unas definidas partículas de agua por cuenta de la lluvia sobre la persona de Leon o Claire, que la iluminación y sombras exhiban sus mejores reflejos en parte gracias al uso de la linterna, y que el movimiento sea excesivamente más fluido en comparación con su inspiración; en este apartado similar al ‘MT Framework’ de Revelations.

Es una transición jugable y mental por completo, de hacerse a la idea que nos encontramos una historia y personajes base pero que muchas cosas han cambiado en 21 años, tanto en el juego como en el mundo real. Resident Evil 2 no es tímido para aceptarlo y desde el principio nos impone sus renovadas reglas de juego. Por ejemplo, la introducción de Leon y Claire ya no ocurre en un restaurante de Raccoon sino a las afueras de la ciudad, mientras que el camino al imprescindible Departamento de Policía de Raccoon es más directo y al punto.

En la edición de lujo es posible habilitar la banda sonora original.

Es la primera locación y la más emblemática del juego, se podría decir que incluso de la franquicia –además de la Mansión Spencer–, así que es normal esperar que la mayor atención al diseño haya sido enfocada en ella. Pero es una comisaría diferente a la que recordábamos, incentivando su exploración para los jugadores conocedores de la entrega original. No se apega a los planos, cuartos y pasillos, pero si conserva su idea principal, el hecho de que antes de ser un edificio de la ley fue un museo. De ahí la razón para sus estatuas, puzles y puertas con cerraduras que simbolizan los cuatro elementos del naipe francés.

Solo con entrar nos sentimos acobijados –pero nunca seguros– por la misteriosa atmósfera de la construcción, aparentemente abandonada, pero en realidad más habitada que inquilinato por toda clase de mutaciones y aberraciones hechas por el hombre. Es esta densidad en el ambiente la que genera una incomodidad inicial al adentrarnos lentamente por sus salones, en los que respetando el pasado encontramos el vestíbulo principal, las oficinas este/oeste, la biblioteca, la sala de prensa, el cuarto de archivos, el cuarto oscuro, los cuartos de interrogación/observación, la oficina de S.T.A.R.S., entre otros secretos subterráneos y las habituales celdas, perreras, morgue y parqueadero.

La ansiedad al investigar hasta el último rincón del Departamento de Policía de Raccoon es exponenciada por el audio del que hace gala este remake, preferiblemente para escuchar con audífonos. A diferencia del original, no es una banda sonora la que sobresale (aunque esa excelencia del ‘98 puede ser habilitada en la edición de lujo), sino toda clase de ruidos ambientales como las bestiales vociferaciones de los infectados, los desollados Lickers, el crujir de la madera, puertas que se cierran de golpe, y quizás el más tensionante de todos: los fuertes pasos de Mr. X.

Mr. X, esa fuerza casi indestructible que perseguía a los jugadores en el segundo escenario del juego, en el nuevo Resident Evil 2 cobra mayor antagonismo y desde la primera campaña con Leon o Claire se convierte en el perseguidor perpetuo por parte de Umbrella, cuya misión es no dejar un solo testigo sobre el incidente viral de Raccoon. Mr. X es el enemigo más imponente del juego aun cuando existe uno principal, pero no por la cantidad de garras, colmillos u ojos en el cuerpo como otras criaturas de laboratorio, sino por su descomunal fuerza y tamaño, que no le impiden caminar libremente por entre los pasillos de la comisaría –o romper paredes–, ingresar a los diferentes cuartos (excepto a los que tienen una máquina de escribir) y buscar sin descanso a Leon y Claire.

El nivel de claustrofobia dentro del mismo edificio fluctúa como un electrocardiograma, pues una vez cómodos recorriendo el Departamento de Policía de Raccoon, cubriendo ventanas selectas con tablas de madera, silenciando zombis (que a punta de empujar también pueden abrir puertas) y Lickers por aquí y allá, el Tyrant conocido como Mr. X irrumpe para alterar el ritmo y ser otro obstáculo en la libre exploración. Es aquí donde una vez más se recomienda el uso de audífonos para escuchar sus pasos y abertura de puertas, determinando así su posición de depredador mientras solo somos su presa. Incluso el ruido que hagamos nos puede delatar. Esto amplifica el efecto del audio y la experiencia general que obtenemos del juego, así que no puede ser más recomendable.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los puzles han sido redibujados en su totalidad para hacerlos un tanto más coherentes y menos crípticos, pero en ocasiones no logran esquivar la ridiculez que hay detrás de algunos de ellos; como tener que buscar la forma de mover un gato hidráulico para desplazar una biblioteca y así cubrir un pequeño espacio, que bien podría saltarse sin esfuerzo si fuese real. Sería inequívoco decir que la culpa es de los noventa por aquellos clichés, porque lo cierto es que los videojuegos funcionan así. Otros objetos de puzles clásicos han sido alterados de ubicación, esto para empatarlos con la sección que más cambios ha sufrido en RE2.


Según RE2 es imposible saltar este espacio.

Las alcantarillas, ese laberinto subterráneo de ángulos predefinidos donde venenosas arañas gigantes hacían las vidas de Leon y Claire un poco más molestas, tristemente han jubilado a aquellos arácnidos enemigos en reemplazo de más zombis. Por fortuna el cocodrilo gigante sobrevive brevemente para contarlo y el tranvía sigue ahí para llevarnos a un secreto laboratorio con monstruosidades herbáceas, pero las alcantarillas de Raccoon si han sido reconstruidas de tal forma que contados elementos se reconocen, tales como el ducto de aire con cucarachas o el dique.

Solo al completar la historia A de Leon o Claire en dificultad estándar o hardcore es posible desbloquear el escenario B para el personaje opuesto, y una vez terminado este segundo episodio se aprecia el verdadero final. Desbloqueando la modalidad de El 4to sobreviviente y, tras culminar su corta campaña contrarreloj, obteniendo El sobreviviente Tofu. Un modo particular, complejo, extraño, jocoso, ambos un homenaje intacto a los mismos modos extra del juego original. También será posible descargar gratuitamente el DLC de Los sobrevivientes fantasma, añadiendo con esto más variedad a la de por sí generosa rejugabilidad.

Resident Evil 2 [Remake]
9.1/10 Nota
Lo que nos gustó
-Argumento y lugares reconocibles pero con un pleno lavado de cara.
-Atmósfera maximizada que refleja los horrores de Umbrella en Raccoon.
-Fluidez de controles que hacen olvidar el caos del movimiento tanque.
-Escenario A, B, HUNK, Tofu, ¡todos están aquí!
Lo que no nos gustó
-Ciertos puzles no tienen mucha razón de ser, gajes del oficio.
-Mr. X es de lo mejor (no hay duda), pero también puede estorbar.
-En duda la efectividad de ciertas pistolas 9mm, aun con disparos a la cabeza.
-Cuchillos de uso limitado que se rompen.
En resumen
Resident Evil 2 es un ‘remake’ lo suficiente y cuidadosamente desarrollado como para reconciliar esos dos públicos tan fraccionados de la saga, los de la tetralogía original (contando Code: Veronica) y los que le siguieron desde el referente Resident Evil 4. Es verdad que Resident Evil 7: Biohazard ya nos había mostrado de lo que era capaz el RE Engine, pero es en Resident Evil 2 donde deja ver todas sus cartas compuestas por convincentes exteriores y deslumbrantes interiores, que respiran el apocalipsis zombi por todos sus rincones. Modelos de personajes ampliamente resaltables, así como la fenomenal capacidad de brindar una experiencia fresca para una obra con dos décadas encima de historia.

Reseña hecha con una copia digital de Resident Evil 2 Deluxe Edition para PlayStation 4 brindada por Capcom.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas

Copyright © 2018. GamerFocus SAS