Síguenos

Juegos

Pokémon: el fallo que por poco acaba con los primeros juegos

Y el momento en que Game Freak se dio cuenta que habían creado un negocio realmente gigante, el de mayores ingresos en la historia.

Publicado

en

El pasado mes de junio Pokémon se convirtió en la franquicia más rentable de la cultura popular, por encima de titanes como Star Wars, el Universo Cinematográfico de Marvel, Dragon Ball, y hasta del propio Mario de Nintendo. El juego creado por Satoshi Tajiri dio nacimiento a todo un universo de criaturas de bolsillo con serie animada, manga, películas, juego de cartas intercambiables, juguetes y toda clase de mercadotecnia.

Por eso no es tan desacertado afirmar que todo ese fenómeno no existiría en la actualidad si los primeros juegos de Game Boy (Red/Green) no hubiesen salido a la luz. Algo que estuvo a punto de suceder según Junichi Masuda de Game Freak, donde ha trabajado como director, diseñador, compositor, productor y programador en todo lo relacionado con Pokémon.

En palabras de Masuda, Game Freak era tan pequeña que difícilmente podía llamarse compañía, más como un “club escolar.” Una pequeña comunidad para hacer juegos sin todos los compromisos ni horarios de un estudio mayor. En aquella época a principios de los noventa, desarrollaban la primera versión de las ediciones verde y roja de Pokémon o Pocket Monsters -para aquel entonces Capsule Monsters-, en computadores Unix denominados SPARCstation 1 o Sun 4/60, los cuales sufrían de frecuentes bloqueos y errores de sistema.

En el cuarto año de desarrollo, un desafortunado y enorme fallo afectó la máquina que tenía toda la información del juego, de todos los Pokémon, personajes, protagonista y en general, el título entero. Las copias de respaldo entonces no eran tan comunes, y según Masuda, no tenían idea de cómo recuperar los archivos. Era el final para Game Freak, así que Masuda investigó por su lado y contactó a una compañía para la que había trabajado, buscando consejo.

Acudió a un proveedor japonés de internet por ideas sobre la materia y revisó libros en inglés sobre la máquina, ya que la información en japonés era escasa. Eventualmente supieron qué hacer para recuperar los datos del computador, y así salvar la futura millonaria franquicia. Aparte de ser uno de los dos programadores del proyecto inicial, Masuda también había hecho el audio y la música de Pokémon Red/Green.

El día del lanzamiento de los juegos en Japón, un 27 de febrero de 1996, el equipo de desarrollo se dividió labores y fueron a las diferentes tiendas para ver cómo le iba a Pokémon. Sin redes sociales ni nada por el estilo era difícil medir el interés y las reacciones del público, el voz a voz ayudaba pero las cifras oficiales tardaron mucho tiempo. Entonces comenzaron a llegar los depósitos de Nintendo, y todo indicaba que se estaban vendiendo mucho mejor de lo siquiera esperado. Los periódicos hablaban de Pokémon, los niños hablaban de Pokémon, todo Japón hablaba de Pokémon.

Los juegos impulsaron en aquella región la creación de la serie animada (que llegó a occidente antes que las localizaciones de Game Boy), así como el juego de cartas y el manga… fue cuando Game Freak supo que estaba ante un fenómeno naciente. Habían creado un monstruo, literalmente, decenas de ellos.

La estrategia de llevar la franquicia a nivel internacional, comenzando con la serie animada protagonizada por Ash Ketchum, seguida por las cartas de Wizards of the Coast y las versiones roja, azul y amarilla de Game Boy, sería el golpe definitivo que empujó a Pokémon y extendió su reino hasta las estrellas.

 

Fuente: Polygon

Publicidad
Click para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas