Síguenos

Juegos

LEGO DC Super-Villains – Reseña

A veces creerías que los villanos hacen las cosas a su manera, pero la realidad no es muy diferente.

Publicado

en

Existen tantos juegos del universo LEGO basados en propiedades de la cultura popular, el cine, la televisión y los cómics, que es difícil seguirles la pista. Son cuantiosos los productos desarrollados por Traveller’s Tales desde 2005 con la primera trilogía de Star Wars, éxito que les valió otra vasta cantidad de secuelas y juegos adicionales, especialmente aquellos relacionados con propiedades de Warner Bros y por ende, DC Comics (no un impedimento para producir también títulos de LEGO Marvel).

La fórmula de exploración lineal y recolección de bloques armables no cambió mucho con el paso de los años, pero sería gracias a LEGO Batman 2: DC Super Heroes que estos juegos adoptaron mundos más abiertos y libres. LEGO City Undercover se convirtió en su original simulador citadino por excelencia (como un GTA para menores), mientras que LEGO Batman 3: Beyond Gotham llevó a los personajes de DC Comics fuera de su mundo.

Ya era suficiente haber recibido una trilogía DC de LEGO centralizada en Batman –como por variar–, cuyos juegos servían de excusa para introducir otros tantos héroes y villanos de aquel universo, aunque oficialmente no existiese un título dedicado a la Liga de la Justicia como si lo tuvieron los Vengadores. De ahí que el anuncio de LEGO DC Super-Villains fuese uno interesante que prometiera darle la vuelta a lo hecho por el Caballero Oscuro, o cualquier otra LEGO-entrega inspirada en películas y cómics.

Pero lo cierto es que el resultado es una amalgama con mucho de la inalterable fórmula clásica y algo de la libertad de los últimos seis años, en especial porque es la primera vez que un juego de LEGO con historia predefinida permite personalizar al personaje principal, con cualquiera de las múltiples partes disponibles y bajo la premisa de los villanos de DC Comics. Solo ese punto podría ser lo suficientemente llamativo como para que el jugador de rienda suelta a su imaginación, excepto que lo del protagonismo es discutible.

Sin contar aquellos del contenido descargable, LEGO DC Super-Villains incluye hasta 174 personajes jugables, entre villanos, héroes y anti-héroes; en comparación, LEGO Marvel Super Heroes incluía 132 personajes base y LEGO Marvel Super Heroes 2 hasta 236 personajes sin los DLC. Esto pone al título de DC Comics en un punto medio donde tal cantidad de invitados no deja brillar mucho a nuestro villano creado, por más que se esfuercen en darle pantalla y toda clase de poderes.

Creando a mi villano favorito

Darle vida a un original villano en LEGO DC Super-Villains es por mucho lo más atractivo que ofrece lo nuevo de TT Games, por encima de su estructura familiar. Es verdad que gran parte del público objetivo en estos juegos está en el modo cooperativo local, perfecto para los más pequeños, tíos y sobrinos o padres e hijos. Por eso mismo no se puede juzgar el hecho que sus mecánicas no varíen de resolver unos cuantos puzles sencillos, activar switches, golpear algunos enemigos y cambiar personajes para usar sus respectivas habilidades.

Pero crear un villano propio significa hacerlo como sea que nos guste, tomando elementos prestados de personajes preexistentes o desbloqueando otros tantos con el progreso de la historia. Para ejemplo de esta reseña: Masked Lizard. Después de escoger el cuerpo humano no-reptiliano de este naciente villano, con lentes naranja, barba en forma candado y cabello negro; fue posible adaptarle un consistente traje de reptil con cola incluida, así como máscara de serpiente ya que era lo más cercano.

Su mano derecha emite una luz verde que denominaría “fuerza de la naturaleza,” ya que sus ataques especiales dejan una onda de dicho color; mientras que la mano izquierda serían las “fuerzas del caos” con sus tonos rojizos. Cabeza, brazos, torso, piernas, todo es personalizable en estética y poderes a ejecutar, por supuesto un tanto limitados al comienzo. En el caso puntual de Masked Lizard y ya que representa un reptil, la agilidad era fundamental, así que fue bueno saber que la habilidad de velocista (tipo Flash) es aplicable y le da una lógica rapidez a su manejo, así como cierta hiperactividad.

Más adelante la historia va añadiendo de manera determinada nuevos poderes y habilidades a nuestro villano creado, como rayos de energía a través de los ojos –que para Masked Lizard lo hace ver como si los expulsara desde su abierta mandíbula–, o incremento de su tamaño –cuya consecuencia final es que se parezca más a Godzilla o Reptar–. Sin importar los efectos estéticos secundarios, vale la pena dedicarle tiempo a personalizar tu villano.

Es bueno ser malo

Pero al fin y al cabo, LEGO DC Super-Villains es una iteración donde los clásicos villanos de DC Comics tienen que ser las estrellas, por lo menos a costa de una desaparecida Liga de la Justicia y de un extrañamente debutante “Sindicato de la Justicia,” o más exactamente, Sindicato del Crimen de América. Villanos de ciudades como Gotham, Metrópolis y Central unen fuerzas para descubrir el secreto del novato (el personaje creado por el jugador), aprovechar el cuarto de hora sin superhéroes (solo contra algunos sidekicks) para ejecutar sus planes y desenmascarar al nuevo grupo de suplentes de otra dimensión.

Esto por supuesto exalta viejos favoritos como Joker y Harley Quinn (que vuelven  de la serie Arkham con las voces de Mark Hamill y Tara Strong), Lex Luthor, Acertijo, Espantapájaros, Gatúbela, Hiedra Venenosa, Cheetah, Reverse Flash, Solomon Grundy, Dos Caras, Pingüino, Cara de Barro, Escarcha, entre muchos otros de los 174. Dado el amplio elenco de voces, varios actores de voz repiten sus papeles de otras propiedades de DC, como las series animadas Justice League, Young Justice, y los juegos de Batman Arkham, incluyendo al legendario Kevin Conroy.

Locaciones del universo DC como Gotham, el Asilo Arkham, Metrópolis, la Isla Stryker, Belle Reve, Smallville, los Laboratorios S.T.A.R., Ciudad Gorila, Themyscira y Apokolips, se dejan ver en una reducida escala con una historia no tan ambiciosa que hace guiños y toma influencia de más modernas líneas como The New 52 (Forever Evil) y la serie pre-Rebirth, The Darkseid War.

Sin embargo, no es que por esto se sienta una vibra más oscura o algo así. Su fraccionado mundo abierto es más limitado de lo aparente y no invita a la exploración como debería, pues bloques de todos los colores escondidos en el mapa no son suficientes como incentivos. Peleas y construcciones de un botón repiten lo visto enésimas veces antes, pero quizás los fanáticos de todos los personajes de DC solo deseen verlos sin importar qué tan poco valor agregado puedan brindar en esta entrega.

Es LEGO siendo LEGO, para bien y para mal.

LEGO DC Super-Villains
7.1/10 Nota
Lo que nos gustó
-Creación de villanos con un amplio abanico de posibilidades.
-Múltiples invitados que los fanáticos de DC Comics disfrutarán.
-Tradicional fácil acceso para audiencias menores.
Lo que no nos gustó
-La fórmula LEGO sin mucha variedad.
-Coleccionismo de bloques sin el mayor interés.
-Mapas de juego algo estrechos.
En resumen
LEGO DC Super-Villains es para DC Comics la forma de celebrar el décimo aniversario de LEGO Batman: The Videogame, técnicamente como el cuarto juego en la serie. La creación de un villano propio es fascinante pero la ejecución general del juego no muy emocionante, si tienes en cuenta que una vez conoces la ya clásica jugabilidad de LEGO sabes las horas de inerte coleccionismo que te esperan. Si de aprovechar los personajes de DC con otro estilo se trata, es más recomendable mirar hacia Scribblenauts Unmasked: A DC Comics Adventure (2013), un verdadero ‘sandbox’ también distribuido por Warner Bros Interactive Entertainment y ahora disponible en el Mega Pack para Nintendo Switch.

Reseña hecha con una copia digital de LEGO DC Super-Villains para Nintendo Switch brindada por Warner Bros. Interactive Entertainment.

Publicidad
Click para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas