Síguenos

Juegos

Dragon Ball FighterZ – Reseña

Goku y compañía libran su batalla más difícil. ¿Tienes lo necesario para ser un guerrero Z?

Publicado

en

Dragon Ball FighterZ no es el primer juego de Arc System Works sobre Dragon Ball. Sin embargo, sí es el más espectacular en lo que respecta a jugabilidad y presentación. De hecho, este último apartado ha sido el principal responsable de atraer a la mayoría de jugadores casuales. O por lo menos aquellos que no estaban decididos a comprar el título desde el comienzo simplemente porque está basado en la obra magna de Akira Toriyama.

Aunque Arc System Works es para muchos sinónimo de juegos de pelea 2D tradicionales, en el sentido que siguen utilizando sprites dibujados a mano, eso cambió en 2014 con Guilty Gear Xrd. Por medio del Unreal Engine 3, el estudio japonés entregó una de las transiciones más espectaculares del 2D al 3D gracias a su uso del ‘cel-shading’. Esta técnica de renderizado permitió dar a los modelos tridimensionales la apariencia de dibujos tradicionales, por lo menos cuando se les ve de forma horizontal.

Ya que Arc System Works contaba con esa experiencia, ¿por qué no utilizarla para trasladar de forma casi perfecta las páginas del manganime de Akira Toriyama a un videojuego 3D? Prueba del éxito de esta decisión es que fue alabada incluso antes del lanzamiento del juego. Sin embargo, esto no es lo único que compone la impresionante presentación de Dragon Ball FighterZ. Al fin y al cabo, también cuenta con una excelente edición de sonido y una banda sonora rockera que recuerda a la de anteriores juegos de Dragon Ball.

La utilización del Unreal Engine no es lo único que Dragon Ball FighterZ tiene en común con las ultimas dos reediciones de Guilty Gear Xrd. El último título de peleas de Arc System Works no emplea un menú convencional a la hora de presentar sus diferentes modos de juego, sino que introduce al jugador en una sala explorable basada en la sede del Torneo de Artes Marciales en la que podrá controlar un avatar estilo chibi y socializar con otros jugadores.

Dragon Ball FighterZ

Diferentes locaciones dentro de la sala permitirán acceder a los cinco modos de juego: Historia, que gira alrededor del misterio de la Androide 21; Arcade, cuya dificultad y cantidad de combates podrán configurarse; Multijugador en línea, conformado por combates informales y clasificados; Combate local y Práctica, que contiene tutoriales y desafíos de combos para cada personaje. La sala también concede acceso a la tabla de clasificaciones mundiales, repeticiones de combates y una tienda, la cual vende ítems estéticos —nuevos avatares, títulos y colores para los personajes— a cambio de zeni, la moneda del juego.

Aunque dicha moneda puede conseguirse al participar en combates, tanto locales como en línea, Dragon Ball FighterZ habilita cada 24 horas unas misiones que ofrecen zeni extra. Estas generalmente requieren jugar un modo de juego específico o cumplir un objetivo dentro de un combate. De esta forma, también incentivan a experimentar todo lo que ofrece el título.

Dragon Ball FighterZ

¿Qué ofrece Dragon Ball FighterZ en lo que respecta a mecánicas de juego? Como se mencionó en nuestras primeras impresiones de la beta cerrada, Bandai Namco Entertainment y Arc System Works decidieron hacer un título más accesible al público general por medio de la generalización de varios inputs para realizar las técnicas especiales de todos los luchadores. Además de las mecánicas universales presentes en la mayoría de juegos de pelea, hay tres funciones cuyo dominio será vital para triunfar:

Supercarrera. Una habilidad que permite que el personaje se aproxime a toda velocidad hacia el oponente. Puede reflejar ataques de ki normales, pero deja al jugador indefenso ante ataques especiales. También puede contrarrestarse con un ataque pesado agachado.

Arremetida de Dragón. Un agarre que, en el caso de que ambos luchadores estén en el suelo, inmediatamente permite realizar un combo aéreo. Sin embargo, al ser realizado en el aire, concluye el combo enviando al oponente directamente al suelo.

Desaparición. Una técnica que permite teletransportarse detrás del oponente. Requiere una inversión de la barra ki, al igual que las versiones potenciadas de todas las técnicas. No pueden utilizarse desapariciones de forma consecutiva.

Dragon Ball FighterZ

A diferencia de otros títulos del género, donde la barra de energía suele ser un recurso limitado durante los combates, Dragon Ball FighterZ incentiva la constante inversión de ki gracias a la capacidad de todos los luchadores de recargarlo. Esto se debe en buena medida a que las funciones que requieren una inversión de ki habilitan follow ups o, para ponerlo en términos más simples, permiten continuar con los combos. También será necesaria para que los miembros de un equipo realicen simultáneamente sus ataques especiales. Esto último no solo es importante por el daño que potencialmente puede causar, sino porque garantiza que los luchadores intercambien lugar sin riesgo alguno. Al fin y al cabo, Dragon Ball FighterZ es un juego de peleas por equipos.

Todas las mecánicas mencionadas serán importantes en el día a día de cualquier jugador de Dragon Ball FighterZ, pero el correcto uso de las asistencias es lo que permitirá el realizar combos más prolongados y dañinos. Como asistencia, cada luchador contará con una habilidad única y dependerá del jugador estudiar el elenco de personajes jugables para determinar qué asistencias complementan mejor el estilo de combate de su equipo de preferencia.

Si bien el multijugador y su excelente netcode es lo que garantiza la rejugabilidad de Dragon Ball FighterZ, varios jugadores casuales se verán inicialmente atraídos por el modo historia. Al igual que anteriores juegos de la franquicia, la trama es completamente original e introduce un nuevo personaje diseñado por Akira Toriyama: Androide 21. Aunque no resulta una antagonista compleja o especialmente interesante, su diseño y personalidad la establecen como una de las antagonistas de videojuegos de Dragon Ball más memorables.

El modo historia se divide en tres arcos: Supersaiyajin, protagonizado por Goku; Enemigo, protagonizado por Freezer; y Androide 21; curiosamente protagonizado por Androide 18. Estos comparten una misma premisa y se complementan entre sí, pero son historias independientes. Y por desgracia, la trama no es destacable más allá de la premisa.

En cada uno de los arcos, el protagonista literalmente es vinculado con el alma del jugador. Es este enlace, que puede pasarse de un luchador a otro, el que permite hacer frente a una invasión de clones de los luchadores más poderosos de la Tierra. Sin embargo, el alma del jugador necesitará volverse más fuerte para derrotar a la Androide 21. Y para que haya coherencia entre la trama y la jugabilidad, Arc System Works hizo del modo historia una suerte de juego de mesa con elementos RPG. Por ende, con cada victoria, los personajes del jugador podrán aumentar de nivel.

Por desgracia, esto conlleva a la principal falencia del modo historia: el constante farmeo. Aunque el jugador no tiene la obligación de enfrentar a todos los enemigos en el tablero, no hacerlo implicará estar en desventaja frente a futuros enemigos con niveles mucho más altos. ¿Qué significa esto? Que un 90% del tiempo dedicado al modo historia estará dirigido a derrotar clones. Lo único que compensa esto, además del veloz sistema de combate, son las diferentes interacciones entre los personajes. Dependiendo de los oponentes y los miembros del equipo, una escena especial se reproducirá antes del combate. Por fortuna, estos resultan bastante entretenidos e incluso contribuyen al desarrollo de varios personajes.

Un “Switch” para los guerreros Z

Juegos portátiles de pelea basados en Dragon Ball para destacar y aquellos desarrollados por Arc System Works como los Supersonic Warriors para GBA y DS. De ahí que no sea extraño que la compañía adaptase con total fidelidad para Nintendo Switch la versión que arribara primero en PS4, Xbox One y PC, incluso con valor agregado. Con la posibilidad de librar batallas 1v1 y 2v2 además del estándar 3v3, el multijugador offline se beneficia de una modalidad para seis personas, haciendo uso de hasta dos consolas Switch y seis Joy-Con para enfrentamientos épicos.

La amplia plantilla de personajes se encuentra habilitada desde un comienzo en la versión híbrida para Switch, incluyendo a Androide 21, Goku y Vegeta Super Saiyajin Azul, cuyo desbloqueo en las ediciones para otras plataformas consistía en superar los tres arcos argumentales del modo historia y dos de ellos con ‘Rango A.’ Androide 17 en su atuendo de Dragon Ball Super, así como Bardock, Broly y Cooler, también se unen a la batalla. Entre los contenidos descargables se encuentran temas musicales del anime; Milk, Videl y 18 como comentaristas; estampas de Bulma, 18 y 21; avatares para el lobby; Goku y Vegeta Base, Vegito Super Saiyajin Azul y Zamasu (fusionado).

En cuanto a su desempeño, el juego no se ve comprometido a la hora de ser ejecutado en Nintendo Switch, y en su lugar son los Joy-Con los que brindan una nueva perspectiva para el título de peleas, gracias a la opción de activar ‘controles simples’ que facilitan el uso de combos y ataques especiales, todos ellos espectaculares y necesarios para vivir la experiencia Dragon Ball. Por supuesto, el uso de un solo Joy-Con es algo extremadamente limitado para un jugador avanzado, pero quienes solo busquen revivir la fascinación por el manganime estarán más que satisfechos.

Dragon Ball FighterZ (Switch)
9/10 Nota
Lo que nos gustó
-Sistema de combate simplificado, pero balanceado y difícil de dominar en su totalidad.
-Excelente netcode que garantiza la ausencia de lag durante los combates.
-Las interacciones de personajes del modo historia. Bastante entretenidas para todo aquel familiarizado con la mitología de Dragon Ball.
Lo que no nos gustó
-Modo historia tedioso por el exceso de combates irrelevantes a la trama.
-La introducción de combos automáticos puede ser dañino para el aprendizaje del jugador casual, sobre todo cuando empiece a jugar en línea.
En resumen
Dragon Ball FighterZ es un título que se juega tan bien como luce y su buen recibimiento, tanto de parte de los jugadores casuales como de los conocedores del género, apunta a que será un potencial nominado a mejor juego de pelea de 2018. A pesar de la variedad de actividades que ofrece, es una lástima que el modo historia termine siendo tan tedioso. Por fortuna, eso a duras penas desprestigia el gran trabajo realizado por Arc System Works y Bandai Namco Entertainment.

Nota del editor: Reseña actualizada con información de la versión para Nintendo Switch brindada por Bandai Namco Latinoamérica.

Publicidad
Click para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas

Copyright © 2018. GamerFocus SAS