Síguenos

Juegos

Todo lo que debes saber antes de jugar Ni no Kuni II: Revenant Kingdom

Ni no Kuni II, la secuela del JRPG de culto, está a la vuelta de la esquina.

Publicado

en

Tras múltiples aplazamientos, los fanáticos de los JRPG finalmente podrán disfrutar de la secuela de uno de los títulos más llamativos del género: Ni no Kuni. Si bien Revenant Kingdom conservará varios aspectos que debutaron en el juego original, también contará con varios nuevos. Más importante, esta entrega será para muchos jugadores la introducción al mundo creado originalmente por Level-5 y Studio Ghibli.

Es por esto último que resulta pertinente dar un repaso a todo lo que contendrá Ni no Kuni II: Revenant Kingdom antes de su lanzamiento el próximo 23 de marzo. Sin más retrasos, es hora de dar comienzo a esta lista.

La cruzada para convertirse en un rey

Ni no Kuni II

Al igual que el juego original, Ni no Kuni II: Revenant Kingdom será una épica con un enfoque en el desarrollo de su joven protagonista. Sin embargo, la secuela tendrá una estructura narrativa más tradicional y simple.

La historia gira alrededor de Evan Pettiwhisker Tildrum, el heredero al trono de Ding Dong Dell. Sin embargo, tras la muerte de su padre, hay un golpe de estado y el joven rey se ve obligado a huir. Con la ayuda de Roland, un individuo proveniente de otro mundo, y Tani, la hija del jefe de una banda de piratas, Evan deberá aprender a ser un buen monarca antes de recuperar lo que le pertenece por derecho.

La magia de Ghibli todavía estará presente

Uno de los principales atractivos del Ni no Kuni original era ser producto de una colaboración entre Ghibli y Level-5. Si bien ese no es el caso con la secuela, no significa que influencia del estudio de animación haya sido completamente purgada.

Gracias a la participación de Joe Hisaishi y Yoshiyuki Momose —excompositor y exdiseñador de personajes en Ghibli, respectivamente—, este cambio en el equipo de producción pasa desapercibido. Más importante, estas circunstancias permiten que Level-5 pueda entregar un producto verdaderamente distinto al primero.

Un sistema de pelea dinámico

Ni no Kuni II

A diferencia de las batallas de Ni no Kuni: Wrath of the White Witch, que utilizan un sistema de batalla de Tiempo Activo, las de Revenant Kingdom transcurrirán 100% en tiempo real. De hecho, viéndolo superficialmente, podría confundirse con un beat ‘em up. Además de poseer un ataque débil y otro fuerte, los cuales podrán intercalarse para realizar combos, los personajes contarán con habilidades mágicas gracias a los Higgledies. Estas criaturas poseen atributos elementales, pero deben capturarse antes de las peleas.

Esto se suma a la capacidad de intercambiar el control de los personajes en cualquier momento del combate. Esto permite explotar sus habilidades y utilizarlas de forma sinérgica.

Explora a tu antojo, combate bajo tu propio riesgo

Como en el primer juego, Ni no Kuni II: Revenant Kingdom no contará con batallas aleatorias. Esto podrá evidenciarse inmediatamente gracias a la exploración, la cual se dividirá en dos tipos. Por un lado, la exploración del mundo únicamente permitirá desplazarse de un punto a otro y se distinguirá por el estilo chibi de los protagonistas. Por otro lado, habrá escenarios particulares en los que Evan y compañía tendrán más libertad de exploración e interacción.

En estos últimos escenarios es que los Higgledies vuelven a tomar importancia, ya que serán vitales para desbloquear nuevos caminos y resolver rompecabezas. Por supuesto, lo que se haga en el mundo abierto queda a completa disposición del jugador.

¿Qué es un rey sin un ejército?

Ni no Kuni II

Una de las principales novedades de Revenant Kingdom es que la acción no se limita a los típicos combates entre la party y grupos enemigos. Como rey de Ding Dong Dell, Evan deberá reclutar soldados y dirigirlos en el campo de batalla para capturar territorios. Estos combates —que se desarrollarán en el mundo abierto y contarán con la estética chibi— funcionarán con un sistema ‘piedra, papel o tijera’. ¿Qué significa esto? Pues que habrá diferentes tipos de unidades, cada una de las cuales tendrá sus debilidades y fortalezas específicas.

El arduo trabajo de un monarca

Si luchar fuera lo único que tuviera que hacer un rey, cualquiera podría ocupar ese rol. No obstante, un monarca debe saber cómo atender las necesidades de sus súbditos. ¿Y qué necesidad más básica que la de un lugar en el cual vivir? Es por eso que el protagonista deberá construir su propio reino. Esto no solo implica construir edificios, los cuales tendrán diferentes utilidades para Evan y sus súbditos, sino administrar la economía del reino.

Publicidad
Click para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas

Copyright © 2018. GamerFocus SAS