Connect with us
//ads.gamerfocus.com/www/delivery/asyncjs.php

Juegos

Days Gone – A Fondo [Parte 2]

Todavía queda mucho que decir sobre Deacon St. John y los Freakers.

Publicado

en

Continuamos con nuestro análisis ‘A Fondo’ de Days Gone. En la primera parte de este artículo analizamos la forma en que el juego se inspira en la cultura motociclista americana y vimos cómo su protagonista, Deacon St. John, no es el personaje carismático que la historia cree que es. En esta segunda parte continuaremos dando una mirada a este ‘errante’.

¡Advertencia! Este artículo contiene ‘spoilers’ de Days Gone.

Deja morir el pasado, mátalo si es necesario

Como ya vimos, una de las principales características de Deacon es la forma en que se aferra al pasado. Dos años después de perder a Sarah, su mujer, continúa haciendo peligrosos viajes hacia el campamento en el que él cree que murió para ‘hablar con ella’. Su amigo Boozer le desaconseja constantemente esto, pero Deacon le miente al respecto.

Cuando obtiene una pista sobre un hombre que pudo ser testigo de su muerte, lo rastrea para obtener respuestas o venganza. Desde ese momento se aferra a la idea de que Sarah puede estar con vida. Tenemos que recordar que él es un personaje que no tiene muchas razones para vivir, por lo que la posibilidad de volver a ver a su amada es una fuerte motivación para seguir adelante. El problema es que Days Gone maneja muy mal esta trama.

Durante la mayoría del juego, esto es manejado como una historia secundaria. Al perseguir las pistas sobre su esposa, Deacon actúa con una obsesión enfermiza. Varios personajes, que Days Gone presenta como buenos e inteligentes, le expresan lo preocupados que están por él y recomiendan que deje el pasado atrás, que busque una nueva razón por la que vivir.

Days Gone

En realidad, la razón de vivir de Deacon es su motocicleta.

Este es un buen consejo. De hecho, el juego lo sigue con el personaje de Boozer. Cuando él pierde un brazo, impidiéndole volver a conducir su motocicleta, pierde también las ganas de vivir y entra en una profunda depresión. Deacon hace todo lo que puede para animarlo. Incluso le consigue un adorable cachorrito para que le haga compañía.

Pero no pasa lo mismo con la historia de Deacon. De hecho, la historia recompensa su pésima actitud reuniéndolo con Sarah, que se encontraba con vida todo este tiempo. Nuevamente, Days Gone confunde a sus jugadores con su incoherencia temática.

Una historia de amor

La relación entre Deacon y Sarah es interesante a simple vista. ¿Qué pueden tener en común un criminal motociclista y una doctora en ciencias botánicas? Aunque ambos demuestran una buena química, gracias a las fantásticas actuaciones de Sam Witwer y Courtnee Draper, la mayoría de momentos entre ambos son sumamente aburridos.

A lo largo del juego, tenemos que sufrir varios recuerdos en los que no podemos controlar la acción y resultan ser terribles momentos de ‘romance’. Tienen conversaciones aburridas y llenas de clichés que no nos ayudan a determinar mejor la historia y trasfondo de esta pareja.

Days Gone

«Móntame tanto como a tu moto» – Algo que ella realmente dijo en este momento.

Cuando finalmente nos reunimos con Sarah, Days Gone decide alargar la historia y agregar drama con la innecesaria decisión de que ellos deben ocultar su relación. Lo peor de esta parte de la narrativa no es lo mucho que se demora en dar un cierre a la trama, sino la forma en que maneja el tema de la invasión de Freakers.

¿Umbrella? No los conozco

Es curiosa la tendencia que tienen las historias de zombis a no explicar los orígenes de estos. Las películas de zombis de George Romero nunca dijeron claramente qué causó este apocalipsis. Desde entonces, es costumbre para muchas historias arrojarnos en medio del fin del mundo sin dedicar tiempo a explicar cómo ocurrió.

Days Gone no parecía ser diferente. Durante casi todo el juego se toma a los Freakers como una realidad que hay que enfrentar y no se dedica mucho tiempo a preguntarse de dónde vienen. Hay conversaciones opcionales en las que científicos hablan de los Freakers en términos técnicos, pero no dicen nada de su origen.

Hasta que nos reunimos con Sarah.

Days Gone

Uno de los clichés más aburridos de la ficción es aquel en que los protagonistas tienen que estar íntimamente relacionados con los eventos más importantes de sus respectivos mundos. Este también es el caso en este juego. Durante una visita a su viejo laboratorio, Sarah se da cuenta que su investigación estaba siendo convertida en un arma biológica contra su voluntad y que un compañero bienintencionado la desató sin querer.

Ya que Days Gone es una historia sobre supervivencia y la supuesta ambigüedad moral de un escenario apocalíptico, una explicación para la infección no era necesaria. A pesar de ser una revelación tan importante, no juega ningún papel relevante en lo que resta de la trama ni en el arco de sus personajes. Ponerlos como el centro de la invasión zombi no es más que un truco para hacerlos parecer más importantes para la historia de lo que en realidad son.

Un protagonista original

Como pudimos ver a lo largo de este análisis, Deacon no es un protagonista adecuado para este tipo de historia. Es demasiado genérico y antipático para dotar a un juego de zombis de la personalidad necesaria para hacerlo destacar.

Lo interesante es que Days Gone cuenta con un personaje secundario que hubiera sido una perfecta protagonista: Lisa Jackson.

Days Gone

Ella es una chica adolescente que quedó huérfana tras la invasión de Freakers y ha sobrevivido sola durante dos años. Deacon la ‘rescata’, llevándola a un campo de trabajo donde la maltratan. Ella escapa de este y otros campamentos a los que la llevamos. Eventualmente se une por cuenta propia a los Muertos, a los que también abandona.

En un final secreto, vemos que Lisa se ha convertido en una errante como Deacon. Viaja entre varios campamentos para negociar, sin convertir a ninguno de ellos en su hogar.

Lisa hubiera sido el personaje perfecto para explorar y conocer este mundo. Su vida solitaria y la forma en que explora diferentes filosofías sobre cómo enfrentar el fin del mundo, incluyendo aquella que adora a los Freakers, son perfectas para esta narrativa. Su fragilidad inicial y la forma en que estas experiencias la transforman hubiera dotado al juego de un ritmo y progresión más interesantes. Por su parte, la familiaridad de Deacon con este mundo y su arrogancia ante este impidió dotar a la historia de profundidad.

Días pasados

Aquí termina nuestro análisis ‘A Fondo’ de Days Gone. Aunque quedan en el tintero otras cosas que decir sobre su mundo y criaturas, hemos dado una explicación de las razones por las que este título falla a nivel narrativo, especialmente en lo que respecta a su protagonista.

Los dejamos con una pregunta. ¿Qué otros juegos les gustaría que analizáramos de esta manera? Estaremos pendientes de sus comentarios.

Days Gone – Reseña

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas

Copyright © 2018. GamerFocus SAS