Síguenos

Juegos

Assassin’s Creed Odyssey – Reseña

Assassin’s Creed Origins mostró el comienzo de la Hermandad de Asesinos. Ahora, Assassin’s Creed Odyssey regresa más en el tiempo.

Publicado

en

Ha sido un largo viaje desde el primer Assassin’s Creed y en los 11 años que ya casi tiene esta serie, con más de una decena de entregas, hemos visto cómo desde el año pasado se ha reinventado tanto en argumento como en jugabilidad.

Odyssey podría considerarse la cima en lo que respecta al desarrollo de mundos abiertos que Ubisoft ha venido calcando en casi todos los juegos que ha lanzado en los últimos tres años: un mapa multiregión que limita artificialmente el libre movimiento por todo el territorio explorable debido al nivel de los enemigos.

La principal inquietud que tuvimos en nuestro primer contacto en E3 2018 fue si este juego sería una simple expansión de Assassin’s Creed Origins. Por fortuna, es algo nuevo. De hecho, desnuda las falencias de jugabilidad de la anterior entrega. Esto incluye su ligero guión, que se queda corto en comparación con el de otras entregas.

Ubisoft también ha querido embeber mecánicas vistas en otros juegos, las cuales funcionan de maravilla —casi sinfónicamente— en Assassin’s Creed Odyssey. Por un lado, está el seguimiento de misiones secundarias característico de The Witcher 3: Wild Hunt y la repercusión de estas. Por otro lado, está el Sistema Némesis de Middle-Earth: Shadow of Mordor. En consecuencia, tendremos que vigilar bien nuestros actos. No podemos hacer lo que nos de la gana, ya que el robar objetos o matar a ciertos enemigos le pondrá precio a nuestro cabeza.

Por estas novedades, este podría considerarse como el primer “Assassin’s RPG”. Ya no es un juego con componentes de rol. El tener decisiones es la gran novedad, pero la forma en que se interactúa con el ambiente, la experiencia ganada y la forma de mejorar el personaje lo ponen a la altura de juegos de Bioware y Bethesda.

Hora de tomar decisiones

Assassin's Creed Origins

Como bien se sabe, el juego permite seleccionar uno de dos personajes para vivir la experiencia: Kassandra o Alexios. Nos decantamos por el segundo, aunque también probamos unas horas con la protagonista femenina.

Nos ha decepcionado un poco que los diálogos e historia son prácticamente lo mismo. Lo único que cambia son los pronombres y cómo se refieren al protagonista. Al final, lo único que importa es cómo el jugador quiere disfrutar la historia. Al fin y al cabo, ambos personajes tienen un excelente casting de voz y animaciones.

Assassin's Creed Origins

En retrospectiva, por algunos sucesos de la historia, pareciera que perdiera algo de sentido jugar con uno o el otro en situaciones puntuales. Sin embargo, al final del día esta queja es algo secundario. La trama es bastante buena obviando que se deja de lado algunos aspectos claves que han definido Assassin’s Creed.

Lo que diferencia Odyssey de los demás es que deja de lado el tener una historia lineal. Parece que poco importa “sincronizar los recuerdos exactos” de alguien del pasado y las mecánicas de camuflarse entre la sociedad no existen. Tampoco hay una hoja oculta. En su lugar tenemos la “Lanza de Leonidas”. Los puristas de la serie tienen que mentalizarse, ya que en este juego no existe el concepto de “asesino” como tal. No obstante, reconocerá los sucesos vividos en los juegos anteriores.

La mayor clase de historia de la cultura helénica

Assassin's Creed Origins

Este juego es la mejor representación de la Antigua Grecia en medios audiovisuales. El equipo de Ubisoft Montreal ha hecho un trabajo maravilloso recreando el esplendor de Grecia. El punto histórico en el que transcurre la historia es en el 400 A.C. en medio de la guerra del Peloponeso y el juego prácticamente quiere ser algo así como la historia secreta de la guerra entre Atenas y Esparta.

En el juego aparece una gran cantidad de personajes históricos que tienen un gran peso argumental. Mi favorito ha sido Sócrates. Vivir de primera mano un diálogo socrático y caer ante su mayéutica ha sido todo un nerdgasmo. Personajes como Hipócrates, Herodoto, Sófocles y Pericles también aparecen.

Assassin's Creed Origins

El mundo abierto propuesto tiene muchos detalles y se nota el cuidado puesto a la hora del diseño de las facciones de personajes. Las vestimentas son históricamente coherentes, al igual que las locaciones. Hablando de estas, prácticamente se pueden visitar todos los lugares de la Antigua Grecia.

Los dioses griegos y las bestias mitológicas también harán su aparición. Estarán muy relacionados con la antigua civilización de la que siempre se ha hablado en Assassin’s Creed. Nuevamente, el mito y la realidad se funden como es costumbre.

Lo que sí duele es que en ciertas partes la historia principal no tienen coherencia con los sucesos históricos. Odyssey pone al jugador en el medio de la guerra y este tendrá que elegir uno de los bandos. Esto pierde sentido cuando en la historia principal se apoya un bando, pero en las misiones secundarias se puede apoyar al otro. Incluso se puede llegar a situaciones como “¡Tienes que defender a Atenas! También mata comandantes atenienses para que Esparta gane el control de la zona”.

Literalmente una odisea

Assassin’s Creed Odyssey resulta ser literalmente una odisea para completar su historia principal con casi 50 horas de tiempo de juego. Por desgracia, todo ese tiempo no se enfoca en darnos experiencias argumentales, diálogos o misiones principales. Mucho de este tiempo consiste en “grindear” para estar a la altura de los requerimientos de nivel de la siguiente misión, lo cual rompe la inmersión.

Por ejemplo, luego de completar una misión donde recomiendan nivel 23, la siguiente misión es de nivel 32. Al jugador no le quedará de otra que ir a buscar misiones secundarias hasta estar al menos a una diferencia de dos niveles. De lo contrario, será casi imposible completar lo que se pide.

Aquí es donde las microtranssacciones no obligatorias entran a jugar. Entre la cantidad de equipamiento que se consigue también hay potenciadores de experiencia que ayudarán a los jugadores a “disfrutar” más de la historia reduciendo considerablemente el “grindeo”.

Assassin's Creed Origins

A su favor, gran cantidad de misiones secundarias permiten abordar personajes históricos, conocer más de la cultura helénica y explorar historias que sacarán una sonrisa. Otras se reducen a repetir lo de siempre: ir a matar un general, destruir un campamento de bandidos o recolectar elementos.

Las exploración naval también es un componente muy importante en el juego y tomará muchas horas. Es una mecánica clave, pues permite al jugador crear una tripulación de enemigos derrotados y personajes que se ayudaron en misiones secundarias. Las batallas son prácticamente las mismas que se han visto desde Black Flag, por lo que también se podrán abordar barcos enemigos para saquear tesoros.

El héroe de Grecia

Assassin's Creed Origins

Los componentes de Odyssey para convertir a Alexios y Kassandra en lo que llegarán a ser al final funcionan muy bien. El combate es directo y, como espartanos que son, los protagonistas son duros, golpean fuerte y no se defienden mucho. Las habilidades propias, como la “patada espartana”, son una delicia y la Lanza de Leonidas, que reemplaza a la hoja oculta, tiene poderes que hacen muy divertido el combate.

Para aumentar el desafío de la historia, el juego viene con un modo exploración. En este se desactivan todas las ayudas visuales e iconos modernos del juego. Todo se reducirá a indicaciones dadas por los mismos NPC, por lo que la forma en que se interactúa con la historia cambiará y el tiempo de juego podría aumentar.

Al igual que en la entrega anterior, tampoco tiene un doblaje o subtitulación latinoamericanos. No obstante, sí tiene un doblaje castellano (España) y también está la opción de subtítulos con voces en inglés. Las actuaciones de voz angloparlantes son sobresalientes, sobre todo su acento. En el caso de la versión en español, el casting principal es muy bueno, pero las voces de personajes secundarios son muy pocas. Esto provoca que se sientan bastante parecidas.

Assassin's Creed Odyssey
8.3/10 Nota
Lo que nos gustó
-La Antigua Grecia como nunca antes se había visto.
-Personajes memorables.
-Historia intrigante.
Lo que no nos gustó
-Excesivo 'grindeo.'
-Microtransacciones.
-Misiones secundarias repetitivas.
En resumen
Assassin’s Creed Odyssey es un juego masivo, para disfrutar despacio y dejarse descrestar por el mundo que ha creado Ubisoft. La coherencia histórica y sus personajes lo hacen memorable y una de las entregas más importantes de la franquicia. La cantidad de horas que hay que dedicar a “grindear” para poder avanzar en la historia y la repetitividad de algunas mecánicas pueden dañar la experiencia de algunos jugadores y las microtransacciones resultan ser casi una necesidad para quienes solo van por la historia.

Reseña hecha con copia digital de Assassin’s Creed Odyssey para PS4 brindada por Ubisoft Latinoamérica.

Publicidad
Click para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas