Síguenos

Cine y TV

Venom – Reseña

Después de varios años, Venom finalmente recibe su propia película. ¿Tendrá exito en cimentar el universo cinematográfico de Spider-Man?

Publicado

en

Hay que ser francos: la idea de hacer un universo cinematográfico inspirado en la mitología de Spider-Man sin el mismísimo trepamuros es retardada. Si bien el lanzarredes cuenta con algunos personajes secundarios bastante interesantes, tanto en materia de historia como de personalidad, la mayoría de estos destacan principalmente por su dinámica con el héroe arácnido. Esto aplica a villanos, como Kraven el Cazador y el Chacal, y aliados, como Black Cat y Prowler.

Esto no significa que crear una franquicia cinematográfica de Spider-Man sin el cabeza de red sea una tarea imposible. Sin embargo, sí requeriría de una idea clara por parte de Sony Pictures y un talentoso director.

Por desgracia, Venom demuestra que el director de Zombieland quizás no fue la mejor elección y Sony Pictures no tiene idea de lo que quiere hacer con la mitología del lanzarredes. Esto último se vuelve aún más evidente al tener en cuenta que la productora optó por cambiar a último momento la clasificación de la película de R a PG-13.

Los reportes iniciales de que Venom no involucraría al trepamuros tuvieron como respuesta el escepticismo de fanáticos y casuales por igual. ¿Cómo hacer una película de un villano cuya existencia está completamente definida por la de Spider-Man sin su presencia? Algunos propusieron la utilización de elementos de la versión de Ultimate Spider-Man, cuyos orígenes no están tan directamente relacionados con los del lanzarredes, pero la cinta prefiere adaptar esencialmente el origen original y recortar completamente la participación del héroe arácnido.

Al igual que en el cómic, Venom presenta a Eddie Brock (Tom Hardy) como un periodista. No obstante, en esta interpretación es un reportero con su propio programa y con una vida relativamente exitosa. Esto en sí no resulta un inconveniente, pero sí representa una clara diferenciación con respecto al personaje original… y esta sí plantea un grave problema durante la primera media hora.

Venom - Tom Hardy

Uno de los eventos que impulsa la trama de la película es el eventual despido de Eddie y la espiral descendente que lo acompaña. Esto es un aspecto fundamental en la historia de Venom, ya que justifica de cierta forma que Eddie dé rienda suelta a sus emociones negativas una vez se une al simbionte.

A lo anterior contribuye el hecho de que en el cómic Eddie es una víctima. Si bien es un personaje con tendencias egoístas, no es malintencionado. Su desgracia no es causada enteramente por él. Una gran cantidad de factores, entre los que destacan el ultimatum de sus editores en el Daily Globe durante la saga del Devorador de Pecados, son los que impulsan a Eddie a tomar las decisiones equivocadas.

Por desgracia, el personaje de Eddie no cuenta con esa complejidad en Venom. Esto no solo se debe a que en la película él es 100% artífice de su desgracia, sino que su personalidad no sufre cambio alguno a lo largo de la historia. Su compás moral se mantiene exactamente igual hasta el final de la película. Un ejemplo de esto es cuando, a pesar de tener deudas hasta el cuello, decide dar 20 dólares a una indigente. Al parecer, Eddie es el ser más amable e incorruptible en la faz de la Tierra.

Venom - Tom Hardy

La frustración y la culpa de Eddie pudieron haberse empleado para desarrollar un personaje cínico, pero que en el fondo todavía tiene el deseo de hacer justicia. Sin embargo, lo único que ofrece la cinta es un protagonista simplón y poco memorable. Esto se debe en buena medida a Tom Hardy, que ofrece una de las peores actuaciones de su carrera. No obstante, esto no se debe exclusivamente al personaje de Eddie. Al fin y al cabo, Hardy también presta su voz para el simbionte… y este es sin lugar a dudas uno de los principales problemas de la cinta.

En los cómics, el simbionte es un parásito literal. Aunque esto varía dependiendo del escritor, generalmente no cuenta con una personalidad definida. Sin embargo, posee impulsos básicos y es capaz de expresar emociones. Esto es lo que lo impulsa a sobrevivir y, más importante, a odiar a Spider-Man después de que este tratara de deshacerse él. A pesar de esto, hasta el día de hoy actúa como un personaje con múltiples aplicaciones narrativas interesantes gracias a su habilidad de acentuar las emociones negativas de su anfitrión.

Venom - Tom Hardy

¿Cómo es el simbionte en la película? Una antítesis completa de lo presentado en el cómic. No solo cuenta con una personalidad y objetivos definidos —en una escena incluso confiesa que en su planeta de origen era un “don nadie como Eddie”—, sino que actúa como el alivio cómico de la película.

Esto último no sería un problema de no ser porque contrasta violentamente con algunas de las escenas más oscuras de la cinta. Mientras que en una escena Venom esta devorando cabezas, en la siguiente Eddie y el simbionte están hablando y contando chistes como si fueran compañeros de toda la vida.

Esta disonancia narrativa no es el único problema causado por el simbionte. La cinta pretende que este tenga un desarrollo de personaje a través de Eddie. Sin embargo, ya que este se mantiene igual a lo largo de toda la película, el cambiar de parecer del simbionte se siente súbito y sin motivo alguno. Esta relación forzada arrebata toda clase de complejidad y profundidad que poseía la vista en los cómics, la cual se basaba en el odio hacia Spider-Man y una dependencia emocional mutua.

Venom

A todo esto se suma un montón de actuaciones poco memorables y que no tienen verdadera importancia en la trama, entre las que resalta Michelle Williams. Otra interpretación a resaltar, pero por lo estereotípicamente villanesca que resulta, es la de Riz Ahmed como Carlton Drake, director de Life Fundation. Este cliché andante en un momento habla de su plan maquiavélico para salvar a la humanidad antes de agarrar a un montón de indigentes para hacer experimentos ilegales sobre ellos.

Si hubiera que concluir algo positivo, las escenas de acción con el simbionte resultan entretenidas. No son espectaculares, pero el CGI resulta convincente. Es una lástima que solo haya tres escenas de acción con Venom.

Venom no solo resulta una pésima adaptación del personaje a la gran pantalla, sino que cuenta con una pila de problemas de narración y ambientación. Esta película supuestamente actuará como los cimientos del universo cinematográfico de Spider-Man, pero es muy probable que termine condenándolo o —en el mejor de los casos— que obligue a Sony Pictures a replantear seriamente lo que quieren hacer con la mitología del trepamuros en el cine.

Venom
1.5/5 Nota
Publicidad
Click para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas

Copyright © 2018. GamerFocus SAS