Connect with us
//ads.gamerfocus.com/www/delivery/asyncjs.php

Cine y TV

[Opinión] El amargo sabor que deja Capitana Marvel

Giros de trama los escribe cualquiera, que guarden un poco de sentido con el material base es otra historia.

Publicado

en

[Incluye ‘spoilers’ de Capitana Marvel]

Esto no tiene que ver con el personaje de Capitana Marvel, aunque valga decirlo, las expresiones de Brie Larson como Carol Danvers no gozan del abanico histriónico más generoso en toda su carrera, hablando de una ganadora del Premio Óscar de la Academia. Pero si tiene que ver con la película de Capitana Marvel, porque una película de superhéroes no es nada sin sus contrapartes.

Marvel Studios no es que tenga un historial muy conciso a la hora de presentar a sus villanos, siendo los hermanos Russo quienes justamente han estado a cargo de las películas que más resaltan de manera correcta a sus antagonistas: el Soldado del Invierno y Thanos. Pero en alguna parte hay quienes disfrutan la “genialidad” de Iron Man 3 al convertir la organización de los Diez Anillos y al Mandarín en un chiste, pese a que el posterior One-Shot ‘All hail the king’ arreglara tan vergonzosa situación argumental, sin mayores repercusiones reales para el Universo Cinematográfico de Marvel.

Al fin y al cabo, ¿de qué nos ha servido saber que existe un verdadero y peligroso Mandarín si nunca ha sido una amenaza para Iron Man o los Vengadores? Que Obadiah Stane pagara a los Diez Anillos para secuestrar a Tony solo fue por negocios.

Es en este limbo de villanos entre las películas de Marvel donde se guardaba una particular esperanza para la película de Capitana Marvel, después de todo, los Skrulls han sido durante décadas en los cómics una detestable raza espacial de cambiaformas, causantes de incluso una invasión secreta en la Tierra cuya posibilidad dentro de los filmes ahora queda en duda.

Entendemos claramente que las películas están basadas en los cómics pero no son copias de carbón de los mismos, con la gracia de ofrecer algo diferente a los espectadores o a los nuevos seguidores. Pero existen cosas básicas que no puedes alterar y que su adaptación a la gran pantalla ha hecho justicia en cierta forma: Tony Stark como un egocéntrico, Steve Rogers como defensor de la verdad, Thor como un futuro rey aprendiendo del sacrificio, Bruce Banner en una constante lucha de poder con su alter ego, un frío Doctor Strange y una no menos poderosa Scarlet Witch, entre otros.

¿Por qué es tan difícil hacer lo mismo con los villanos?

Debemos sentirnos afortunados que Avengers: Infinity War fuese una historia dedicada a Thanos, un tanto melancólica para el “titán loco”, pero lo bastante comprensible y bien desarrollada como para no volverla empalagosa, dándole significado a las universales intenciones ‘non sanctas’ del antagonista mayor en la saga.

Es una suerte que no sufriera el destino del falso Mandarín, ese que nos tocó porque sí. O que Zemo, con menos maquinaria y presupuesto, simplemente mortal, lograra efectivamente dividir a los Vengadores y dejarlos vulnerables a la Orden Negra de Thanos y los caóticos caprichos de tal padre.

Es justo y necesario que Capitana Marvel tuviera su película, aun si esto significaba lanzarla antes que la propia y longeva Black Widow estrenara la suya. No importa mucho que el desarrollo de personajes masculinos secundarios como el de Nick Fury sea escaso, pues su función es únicamente la de familiarizar al público con el extenso universo fílmico de Marvel para no introducir tan abruptamente a la nueva heroína.

Pero entonces tenemos a los Skrulls, cuya forma de apreciar parece haber sido transformada literalmente en la gran pantalla, pasando de ser repulsivos a una pacífica raza de refugiados alienígenas, víctimas de la guerra contra los Kree. Lo cierto de esto es que los Skrulls y los Kree son seres maquiavélicos por partes iguales, algo que reafirma Roy Thomas, cocreador de Carol Danvers y forjador del accidente Kree que le dio vida como Ms. Marvel, también instigador de la guerra Kree/Skrull en los cómics y a quien los créditos de la película le agradecen sus ideas. Para Thomas, hasta los difuntos Stan Lee y Jack Kirby estarían de acuerdo con él, en que los amorosos y familiares Skrulls dejan un mal sabor para el universo Marvel.

Una excelente aplicación de efectos visuales de transformación, eso sí, para un irreconocible Talos ‘el indómito’ más perteneciente a un sitcom que deja su maligna fama precedida por el suelo. Es cierto que una guerra entre dos razas o facciones siempre deja daños colaterales para ambos bandos, victimas inocentes. Pero en cuanto a los Skrulls, lo que ofrece Capitana Marvel quedó muy lejos de sentar un imponente precedente si de establecerlos como importantes figuras antagónicas se trataba.

Existen mejores giros de trama que aquel de “el malo es el bueno y el bueno es el malo”. Los escritores pueden jugar a ser menos predecibles y en su lugar enfocarse en hacer un convincente villano y un emocional viaje del héroe. Lamentablemente ese no es el caso de Capitana Marvel y solo nos resta mirar hacia Avengers: Endgame, porque en futuras invasiones de Skrulls es difícil pensar cuando la primera impresión implantada en el público cinematográfico, es que solo son una especie de Namekusei.

Avengers: Endgame – Solo el tiempo les dará la razón

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas

Copyright © 2018. GamerFocus SAS