Síguenos

Cine y TV

Nueve series de anime adaptadas en live-action para el público occidental

Estos fueron algunos intentos occidentales de aprovechar el éxito del anime. La mayoría fracasaron de modo espectacular.

Publicado

en

El reciente anuncio de que Netflix está trabajando en una serie con actores reales de Cowboy Bebop no es más que el último intento de capitalizar el éxito de una serie de manga/anime adaptándola para “el gran público occidental”.

A lo largo de los años, diversos estudios de América, Europa e incluso África han adquirido los derechos de muchas y muy queridas series animadas japonesas. Luego las han convertido en películas que casi nunca están a la altura de las originales y que dejan a los fanáticos decepcionados, a veces incluso furiosos. Esto se debe a que en ocasiones los estudios deciden eliminar de estas obras los elementos que han hecho grandes a las originales (desarrollo de personajes, temática, trasfondo) para enfocarse en la acción y en elementos visuales reconocibles.

Vamos a recordar algunas de ellas, así que controlen su presión sanguínea, piensen en cosas agradables y traten de no imaginar cuál será el destino de Spike, Faye y compañía en manos de los estadounidenses. 


The Guyver

En 1991, New Line Cinema estrenó una adaptación de Bio Booster Armor Guyver. Esta es la historia de un joven que se fusiona con una armadura orgánica de origen extraterrestre y con sus nuevos poderes intentará proteger la Tierra de la malvada organización Cronos.

La película es dirigida por el especialista en efectos especiales conocido como Screaming Mad George. Su talento se nota en los increíbles y violentos efectos prácticos del filme, incluyendo una aterradora transformación sufrida por el personaje de Mark Hamill. Aunque se ha convertido en un clásico de culto, solo resalta por sus más bizarros momentos, los cuales son rodeados por una trama absurda y por terribles actuaciones.


Sailor Moon

Antes de que la más aclamada serie de ‘Magical girls’ llegara a América, Bandai intentó hacerse con sus derechos para convertirla en un híbrido de animación e imagen real donde una de las Sailor Scouts era inválida y tenía que usar una silla de ruedas. Las escenas con actrices daban paso a las escenas animadas una vez se transformaban.

Es verdad que esta serie nunca llegó a ser producida, pero si tuvo un episodio piloto de 17 minutos que se ha perdido en la historia. Afortunada o desafortunadamente, su introducción si llegó a ser presentada en algunas convenciones.


El Puño de la Estrella del Norte

En 1995, las aventuras de Kenshiro en un mundo post-apocalíptico se convirtieron en un filme de muy bajo presupuesto protagonizado por el artista marcial Gary Daniels. El producto resultante fue tan terrible que ninguna distribuidora quiso llevarlo a la pantalla grande, condenándole a ser lanzado directo a VHS.

¿Qué tan mala es esta película? Solo tienen que ver este clip en el que Kenshiro usa su famoso ataque para darse cuenta del nivel de calidad que tiene.


Dragonball Evolution

He aquí una película que vivirá por siempre en la infamia. La adaptación hollywoodense del amado Dragon Ball es un desastre de máximas proporciones. Tan terrible que su guionista ofreció disculpas públicas a los fanáticos del manganime por haber creado semejante esperpento.

Su trama se limita a tomar los elementos más básicos de esta historia (las esferas del dragón y los nombres de los personajes) y luego hace lo que le da la gana con ellos. Irrespeta la naturaleza de los personajes a favor de un desarrollo aburrido donde solo importa mostrar efectos especiales mediocres y combates poco especiales. Es considerada, con mucha razón, como un insulto contra todo lo que Dragon Ball representa. Lo más trágico de todo es que esta película se atreve a tener una escena post-créditos en la que amenaza con una secuela que, afortunadamente, jamás existió.


Meteoro: La película

¿La famosa serie de carreras de los años sesenta dirigida por las creadoras de Matrix? Esa era una idea extraña que nadie esperaba ver hecha realidad, pero que de alguna forma se convirtió en una de las mejores películas de este listado.

Fiel a sus raíces, Meteoro (Speed Racer) es una simple aventura familiar llena de momentos emocionantes y chistes sencillos pero divertidos. Si rascamos un poco su superficie podemos encontrar una crítica hacia el capitalismo y la forma en que el deporte se arrodilla ante el dinero. Pero es ante todo dos horas de diversión en las que tenemos las carreras de autos más coloridas y exageradas del cine, con ocasionales peleas contra ninjas.


Blood: El último vampiro

En el año 2000 pudimos ver un mediometraje anime donde una estudiante japonesa cazaba terribles seres vampíricos. A pesar de no contar con una gran historia, alcanzó mucha notoriedad y generó varias series de mangas, anime y novelas. En 2009, un estudio francés decidió hacer un remake live-action protagonizado por la actriz surcoreana Jun Ji-hyun. Expande la trama del filme original agregando una historia de amistad, demonios y pasados misteriosos.

Esta es una película decente. Cuenta con una atmósfera excelente y algunas escenas de acción destacables, pero su historia es innecesariamente complicada y en ocasiones se torna aburrida.


Kite

Esta historia de una asesina adolescente llegó a ser bastante controversial a causa de sus sangrientas escenas y de fuertes momentos de violencia sexual. El remake pasó varios años en el limbo, hasta que finalmente vio la luz del día en 2014, con Samuel L. Jackson en su elenco y de manos de una productora sudafricana.

Esta versión de Kite es una decepción en todos sus aspectos. Trata de imitar el estilo visual exagerado del anime, pero se siente como una copia hueca que termina convertida en una historia típica de venganza y crimen sin ninguno de los elementos que la hizo popular. A la fecha, la mejor adaptación de Kite reside en una escena de un video de No Doubt.


Ghost in the Shell

La original es una de las obras más importantes del cine japonés y del género cyberpunk. Un filme que nos hace reflexionar sobre la naturaleza de la conciencia y sobre lo que significa la identidad. Su remake hollywoodense sigue siendo visualmente impactante, pero completamente hueco a nivel temático.

Por si fuera poco, se vio envuelta en una controversia ya que el estudio decidió cambiar la raza de la protagonista para poder contratar a Scarlett Johansson, quien no atrajo tanto público como esperaban. Fue un fracaso de taquilla.


Death Note

La popularidad de este anime en que un joven con un retorcido sentido moral obtiene un cuaderno que le permite acabar con la vida de cualquier persona, le valió cinco películas en Japón. Ninguna de ellas es tan mala como la adaptación de Netflix.

Su principal problema es su protagonista. En la historia original Kira era un personaje complejo y atractivo al que era fácil odiar y amar al mismo tiempo. Un anti-héroe y anti-villano que aquí queda reducido al arquetipo de adolescente enojado. La trama de Death Note simplemente no cabe en las menos de dos horas que dura esta película y, a pesar de que avanza a ritmo frenético, fracasa en incluir sus temas más moralmente complejos. En la época de tiroteos en masa la parábola de Kira tiene un nuevo significado que merece ser explorado, pero este estudio permaneció ciego frente a ello.

Dragonball: Evolution como el causante de Dragon Ball Super

Publicidad
Click para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas