Connect with us
sigue el cubrimiento de la E3 2019

Cine y TV

Godzilla II: El Rey de los Monstruos – Reseña

Disfrutar El Rey de los Monstruos depende de la capacidad de ignorar los intentos infructuosos de tener una trama coherente. Lee la reseña de Godzilla 2.

Publicado

en

La tercera es la vencida.

Hollywood lleva mucho tiempo obsesionado con occidentalizar a Godzilla. Las clásicas películas japonesas sobre este personaje se convirtieron en una influencia impresionante para la cultura popular global y ellos quieren un pedazo de ese pastel.

Lo intentaron por primera vez en 1998. El filme resultante fue ridiculizado por su torpe desarrollo, malas actuaciones e irregulares efectos especiales. Lo intentaron de nuevo en 2014 con mejores resultados, pero de nuevo fue criticado por mostrar muy poco a la criatura protagonista y enfocarse en humanos poco interesantes.

Aquí estamos de nuevo con un filme que sirve de secuela al de 2014. Busca llamar la atención de los fanáticos de Godzilla con la presencia de algunas de las criaturas más icónicas de la franquicia. ¿Por fin le harán justicia al Rey de los Monstruos?

Godzilla II: El Rey de los Monstruos comienza cinco años después del primer filme. La organización Monarch controla la información sobre los enormes ‘Titanes’ que se han revelado alrededor del mundo mientras el gobierno y el público consideran que destruirlos es una buena opción.

Mientras esto ocurre, un misterioso grupo liderado por un ex-militar (Charles Dance, de Game of Thrones) secuestra a la Dra. Emma Russell (Vera Farmiga), una científica de Monarch que posee un dispositivo que puede guiar a los Titanes. Su objetivo es despertar a uno de ellos y desatar la aniquilación de la especie humana. Incapaces de enfrentar esta amenaza, los seres humanos tendrán que confiar en Godzilla.

Esta trama no es más que una excusa para justificar el enfrentamiento de varios monstruos gigantes, capaces de arrasar una ciudad con solo moverse.

Este es un ‘problema’ que siempre han tenido las historias de kaiju (monstruos gigantes). Por más divertido que sea ver las peleas entre estas criaturas, es imposible llenar una película solo con eso. Por eso, siempre se ha creado una trama con humanos alrededor de cada aventura de Godzilla. Estas rara vez resultan ser interesantes o divertidas y muchos las consideran un obstáculo en su búsqueda de los enfrentamientos, que son la razón de ser de estos filmes.

Godzilla 2 reseña

Aunque Godzilla II: El Rey de los Monstruos tiene una de las mejores ‘tramas humanas’ de esta franquicia, sigue siendo bastante simple, ridícula y llena de falsa seriedad. El grupo de protagonistas es encabezado por Mark Russell (Kyle Chandler), experto en comportamiento animal y ex-esposo de Emma. Su papel en la historia es ser el infaltable americano valiente que siempre tiene la razón en todo y que los demás no dudan en seguir. Su objetivo es rescatar a su hija Madison (Millie Bobby Brown, de Stranger Things), quien se encuentra secuestrada junto a su madre. Lo acompañan el Dr. Serizawa (Ken Watanabe) y un nuevo grupo de militares y científicos. Ya que la cámara los sigue a ellos, ellos van tras Godzilla a todas partes para que la audiencia pueda disfrutar de la presencia del monstruo.

Ahí es donde esta película brilla, en la presencia de los Titanes. Los villanos despiertan a King Ghidorah, el principal rival de Godzilla y uno de los monstruos más llamativos de la serie gracias a sus tres cabezas de dragón y color dorado. Aunque ya habíamos visto enfrentamientos épicos entre estos dos personajes, especialmente en las películas japonesas de los años noventa y dosmil, nada se compara con la espectacularidad lograda aquí. Hay tomas que parecen pensadas para convertirse en los fondos de pantalla más geniales del mundo. Los choques entre Titanes hacen sentir su impresionante tamaño y peso. Arrasan con todo a su paso mientras escuchamos coros gregorianos que dotan de aún más gravedad a la situación.

Godzilla 2 reseña

Ellos no son las únicas criaturas aquí. Mothra y Rodan, un par muy queridos por los fanáticos, también hacen de las suyas. El momento en que el segundo destruye una ciudad tan solo con pasar sobre ella es una de las escenas más impactantes de esta cinta. Hay más Titanes, pero no son tan interesantes y aparecen muy poco.

Si hay algo que criticar negativamente sobre estas criaturas, es el diseño del mismo Godzilla. A pesar de lo masivo y poderoso que luce, esta es probablemente la encarnación con menos personalidad de este monstruo. Mientras que los demás Titanes logran transmitir diferentes emociones con sus colores como Mothra y movimiento corporal como las constantes peleas entre las cabezas de GhidorahGodzilla es una hoja en blanco. No es posible comprenderlo y se siente como un simple animal que actúa por instintos que escapan a nuestra razón. Es posible que esto sea una decisión consciente del director, pero afecta negativamente al personaje.

Godzilla 2 reseña

La mayoría de situaciones abandonan cualquier lógica para ponerse al servicio de la trama. Los efectos de la radiación, ondas explosivas y hasta el peso de los Titanes varían de escena a escena de acuerdo a lo que quieran mostrar. Godzilla II: El Rey de los Monstruos pertenece a esa clase de películas que es mejor no analizar mucho o se caen a pedazos. Las leyes de la física y la personalidad de sus personajes se doblega ante la necesidad de crear un espectáculo visual.

El guión trata de disimular esto pretendiendo ser más importante de lo que es. Trata de insertar un tema de conservación ecológica que no tiene efecto alguno en el desarrollo. Se aprecian sus buenas intenciones, pero esto no es suficiente para crear una buena historia. Al menos esto no resulta tan vergonzoso como los intentos de insertar algo de humor en los diálogos.

Disfrutar Godzilla II: El Rey de los Monstruos depende por completo de la capacidad del espectador de ignorar los intentos infructuosos de tener una trama coherente para enfocarse solo en las excelentes escenas de acción y efectos especiales, las cuales gozan de una claridad digna de la envidia de cualquier producción de Michael Bay.

Hollywood nunca ha estado tan cerca de comprender perfectamente la gracia de las películas de Godzilla, pero se sigue perdiendo en la creencia de que deben crear una trama grandiosa e importante. Algún día comprenderán que deben aceptar por completo su ridículo planteamiento y no tomarse tan en serio a sí mismos. Esta es una lección que esperamos que pongan en práctica en la inevitable Godzilla Vs. Kong.

Godzilla II: El Rey de los Monstruos
3.4/5 Nota
Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas

Copyright © 2018. GamerFocus SAS